Cómo quitar pequeñas rayaduras de la plata

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

La plata es un metal blando y se raya con el uso prolongado. Las rayaduras pequeñas son casi inevitables pero bastante fáciles de eliminar. Una limpieza profunda y pulido una o dos veces al año suele ser suficiente para retirar todas las rayaduras superficiales del metal. Si eres constante con la limpieza y el pulido, no habrá necesidad de un pulido más profundo y las rayaduras desaparecerán de la superficie naturalmente. Siempre consulta con tu joyero antes de intentar remover las rayaduras, en especial si tienes la garantía y no quieres anularla.

Paso 1

Limpia y lustra la plata con un limpiador en pasta y un paño suave. Enjuaga el limpiador con movimientos de arriba hacia abajo. Nunca emplees movimientos circulares pues pueden causar rayaduras suplementarias en la superficie.

Paso 2

Enjuaga cualquier resto de pasta con un paño suave nuevo.

Paso 3

Pasa la rueda pulidora con el limpiametales hasta que la superficie de la rueda se torne roja.

Paso 4

Presiona la plata contra la rueda pulidora mientras ésta gira. Mantén la presión hasta que las grietas y las fisuras se tornen rojas por el limpiametales. Pule la plata de ambos lados.

Paso 5

Quita el exceso de limpiametales con agua jabonosa caliente. Cepilla suavemente la superficie de la plata con un cepillo de dientes suave. Deja secar sobre una toalla.

Paso 6

Pule por última vez con un paño para lustrar plata. Ésto restituye el brillo luego de remover las rayaduras.

Más reciente

×