Cómo rejuvenecer el esmalte de uñas viejo

Jupiterimages/BananaStock/Getty Images

Con el tiempo, aunque lo dejes sellado en un espacio fresco y seco, el esmalte de uñas se puede volver pegajoso y grumoso, volviéndose inutilizable. Puede resultarte difícil tirar una botella vieja de esmalte de uñas, especialmente si es uno de tus colores favoritos. La tarea se vuelve más desafiante cuando se trata de un color que ya no se fabrica más, Antes de desechar el esmalte, prueba rejuvenecerlo para poder usarlo nuevamente con unas pocas gotas de diluyente de pinturas, quitaesmalte o incluso con un esmalte nuevo que sea transparente.

Paso 1

Abre la botella de la pintura de uñas vieja, endurecida y pegajosa o grumosa. Deja la tapa a un lado.

Paso 2

Sumerge una jeringa cuentagotas en una pequeña botella de diluyente de pinturas a base de acetona o de quitaesmalte con acetona. Debes saber que el diluyente con acetona es el que te proporcionará los mejores resultados, pero si no posees uno en tu casa y necesitas reparar rápidamente una botella antigua, el quitaesmalte con acetona también funcionará bien.

Paso 3

Pon dos a tres gotas de diluyente o de quitaesmalte en la vieja pintura de uñas. Vuelve a poner la tapa. Agita la botella vigorosamente durante dos minutos.

Paso 4

Quita la tapa y trata de pintar una línea en una servilleta o en un papel de desecho. Pinta las uñas con el esmalte si éste está suave y líquido. Añade una gota de disolvente o de quitaesmalte y agita nuevamente durante un minuto si notas que el esmalte aún está grumoso.

Más reciente

×