Cómo reparar grietas finas en un piso de cerámica

Zedcor Wholly Owned/PhotoObjects.net/Getty Images

Las baldosas de cerámica pueden terminar con grietas finas por diversas razones. Tal vez dejaste caer algo sobre la baldosa, como una cacerola de hierro fundido. Si tu baldosa fue instalada sobre cemento nuevo, puede rajarse a medida que el concreto se fije. Sea cual fuere la razón, puedes arreglarlas sin tener que llamar a un profesional. Después de la reparación, tus baldosas de cerámica deberían verse tan impresionantes como la primera vez que fueron instaladas.

Paso 1

Identifica la causa de las rajaduras. Si tu casa fue construida recientemente y el piso se desplaza, tal vez quieras esperar seis meses antes de reparar la baldosa hasta que el piso se haya fijado por completo. Si no, pueden aparecer nuevas rajaduras después de la reparación.

Paso 2

Aplica resina epoxi transparente en las grietas finas que encuentres. Debido a que estas grietas son tan pequeñas, tal vez tengas que utilizar un palillo para empujar el compuesto dentro de cada rajadura. La resina debería rellenar por completo las rajaduras.

Paso 3

Deja secar durante varias horas.

Paso 4

Elige una pintura al aceite que coincida con el color de las baldosas. Aplica una pequeña cantidad de pintura en la rajadura con un pincel de punta fina. Esto hará que la rajadura sea invisible a simple vista.

Paso 5

Después de que la pintura en la rajadura se seque, cubre la baldosa rajada con varias capas de poliuretano transparente. Esto impedirá que la pintura se desgaste y protegerá la baldosa.

Paso 6

Vuelve a aplicar poliuretano cada dos años si es necesario.

Más reciente

×