Cómo reparar una rosca dañada

John Foxx/Stockbyte/Getty Images

Si reparas muchas cosas en la casa o en el auto, seguramente te hayas encontrado con una tuerca, tornillo o cualquier otro sujetador con roscas deterioradas o dañadas. Las roscas permiten que dos sujetadores se enrosquen, y cuando se ajustan, sostienen muchas veces su propio peso. Una rosca puede dañarse por un roscado incorrecto, lo que ocurre cuando un sujetador se gira en su extremo receptor en un ángulo, lo que provoca que las roscas se crucen entre ellas en vez de deslizarse juntas que es para lo que fueron diseñadas. Las roscas también se pueden dañar cuando las partes se rozan y se hace fuerza para separarlas cuando eso es necesario. Con las herramientas correctas, las roscas dañadas se pueden reparar y pueden volver a funcionar como nuevas otra vez.

Cómo reparar roscas macho

Paso 1

Usa una terraja hembra si el sujetador dañado tiene roscas macho, como un tornillo. Mide con un calibre loas roscas del tornillo o sujetador para determinar el tamaño adecuado de terraja que tienes que usar.

Paso 2

Coloca el tornillo en un torno de banco con las roscas dañadas hacia arriba para tener mejor control de la terraja.

Paso 3

Aplica una pequeña cantidad de aceite de corte en las roscas dañadas del tornillo para que la terraja gire con mayor facilidad.

Paso 4

Coloca el tamaño correcto de terraja en la llave hembra y ajusta el tornillo moleteado en el sentido de las agujas del reloj. Pon la llave cerca del extremo del tornillo. Empieza a girarla en el sentido de las agujas del reloj hasta la mitad y luego frena. Haz un movimiento hacia atrás y adelante para romper las virutas de metal cortadas por la terraja. Continúa haciendo este paso hasta que todas las roscas dañadas hayan sido re-cortadas.

Paso 5

Gira la llave hembra en sentido opuesto a las agujas del reloj para quitarla de las roscas. Quita el tornillo del torno de banco.

Cómo reparar roscas hembra

Paso 1

Usa una terraja macho para reparar las roscas hembra de un sujetador, como una tuerca. Coloca el sujetador en el torno de banco.

Paso 2

Mide con un calibre las roscas para saber cuál es el tamaño correcto de terraja que debes usar. Sujeta la llave macho a la rosca macho y ajusta el tornillo moleteado en el sentido de las agujas del reloj.

Paso 3

Aplica aceite de corte sobre la rosca dañada para lubricar el macho cuando estés cortando.

Paso 4

Coloca la terraja en las roscas y gírala media vuelta en el sentido de las agujas del reloj. Haz un movimiento hacia atrás y adelante para romper las virutas de metal. Repite este paso hasta que la terraja haya sido pasada por completo por el sujetador.

Paso 5

Quita la llave macho del sujetador en el sentido contrario a las agujas del reloj. Quita el sujetador del torno de banco.

Más reciente

×