Cómo reparar unos viejos Converse

Jupiterimages/Creatas/Getty Images

La compañía Converse ha producido calzado desde su creación en 1908. La mayoría de las zapatilla deportivas de esta compañía tienen una apariencia simple, con una suela de caucho y la parte superior de lienzo delgado. En los costados superiores del lienzo se ubican unos ojales de metal, que facilitan el atarse y quitarse estas zapatillas. Con el tiempo, el lienzo puede empezar a deshilacharse y las suelas pueden tomar un color gris sucio. Con algunas reparaciones sencillas y un poco de limpieza, podrás sacarle más jugo a tu viejo par de zapatillas Converse.

Paso 1

Mezcla una taza de agua tibia con dos cucharadas de bicarbonato de sodio.

Paso 2

Remoja un palillo de dientes en la mezcla y raspa la tierra y la grasa apelmazada en la suela de tus Converse. Para resultados más rápidos, usa el lado áspero de una esponja o almohadilla para fregar. Enjuaga las suelas con agua corriente y seca con una toalla limpia.

Paso 3

Quita los cordones viejos y sucios de tus zapatillas. Humedece un trapo con agua tibia y frota el lienzo con movimientos firmes y circulares. Frota los ojales de metal para limpiarlos. Aplica varias gotas de vinagre blanco sobre las manchas difíciles sobre el lienzo, dejando que el vinagre trabaje por unos dos minutos para luego frotarlo con un trapo para limpiarlo.

Paso 4

Pega las partes rotas o desgarradas del lienzo aplicando un poco de pegamento para calzado. Aplica el pegamento con la punta de un cuchillo de plástico.

Paso 5

Haz parches con retazos de tela para cubrir los agujeros en el lienzo. Corta el parche de forma que mida más o menos media pulgada (1,2 cm) más que el agujero que quieres cubrir. Aplica una capa delgada de pegamento sobre el parche y presiónalo contra el agujero por al menos dos minutos.

Paso 6

Enhebra los cordones nuevos a través de los ojales de ambos zapatos. Para obtener mejores resultados, usa cordones que sean del mismo tamaño que los viejos.

Más reciente

×