Cómo ser el representante de una empresa

••• Jupiterimages/Creatas/Getty Images

El representante de una compañía tiene la importante tarea de actuar en nombre de la empresa. Esto conlleva una gran responsabilidad, ya que él o ella será la imagen de la empresa. Sobre la base de la personalidad del representante, su estilo de comunicación e inteligencia, la gente sacará ciertas conclusiones sobre la compañía. Por esta razón, debe ser alguien que pueda hacer que la gente diga o piense: "Ya sé por qué el director ejecutivo de esta compañía eligió a esta persona. Yo hubiera hecho lo mismo."

Passo 1

Familiarízate con los oficiales de relaciones públicas y voceros y con lo que implican sus funciones. Ellos son expertos en el mantenimiento y la construcción de la reputación de una empresa para el público, ante los medios de comunicación, los clientes y el público en general. Cuando surge un problema, los profesionales de relaciones públicas saben cómo transmitir la información rápidamente de una manera discreta y profesional.

Passo 2

Estudia la estructura, cultura, modelo y misión de la empresa. Para ser un buen representante, conoce las entradas y salidas de la compañía para saber cómo responder o esquivar cualquier pregunta que te hagan.

Passo 3

Se un buen comunicador. Ser un buen comunicador no sólo se refleja en las palabras que usas, sino también en tu lenguaje corporal. Demuestra consideración en todas las situaciones, sonríe, sé claro y genuino y no te vayas por las ramas. Al interactuar con otros como el representante de una compañía, no es tan importante lo que sabes, sino quién eres y cómo interactúas con los demás. ¿Eres simpático? Piensa en ti como una herramienta de mercadotecnia humana.

Passo 4

Sigue un propósito. Al asistir a un evento o una reunión para representar a la empresa, recuerda las razones por las que estás ahí. A pesar de que pueda ser una razón obvia, como concretar una potencial sociedad, mantener tu objetivo en mente te mantendrá más alerta y preparado.

Passo 5

Vístete de forma adecuada. Esto lo has oído muchas veces. Las primeras impresiones hacen una gran diferencia. ¿Cómo quiere retratarse la empresa? Si la imagen es estricta y profesional, elige un atuendo formal. Si la imagen de la compañía es divertida y profesional, como en una empresa de diseño, añade más colores, diseños o creativas piezas de moda a tu atuendo.

Más reciente

×