DESCUBRIR
×
Loading ...

Cómo resolver un dilema moral

Actualizado 17 abril, 2017

No siempre es fácil resolver un dilema moral. Son complicados con una serie de participaciones de varias partes involucradas. Es importante tomar un acercamiento lento y metódico a un dilema moral. Conseguir consejo externo también es útil. Una vez que haz analizado el problema e identificado los pros y contras de cada posible solución, es mejor tomar una decisión y apegarte a ella.

Instrucciones

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images
  1. Consigue consejos de fuentes confiables. Habla con un amigo, un consejero, un mentor, colega o alguien que pienses que puede ayudarte a analizar el problema. Si te involucra personalmente a ti o a alguien a quien quieres, será sabio buscar otra perspectiva de alguien que no esté involucrado y que te pueda dar una opinión objetiva en la materia.

    Loading ...
  2. Analiza todas las posibles consecuencias y resultados. Existen siempre varias elecciones diferentes disponibles cuando se trata de resolver un dilema moral, cada una con sus pros y contras. Es importante que lenta y metódicamente revises cada elección y sus efectos. Claro que es imposible predecir estos efectos con exactitud completa y total y puede haber algunas consecuencias no intencionadas, pero debes intentar orientarlas de la mejor manera para sentir que has tomado la mejor elección.

  3. Decide lo que es más importante para ti. Con frecuencia varios factores diferentes están involucrados: tu propio bienestar, el de los demás; un empleo o una carrera o posiblemente la expectativa de la familia y de los amigos. En cualquier caso, es importante pensar sobre qué factores deben priorizarse y qué factores involucran seleccionar el menor de los demonios.

  4. Toma una decisión. Asegúrate de que te sientes cómodo siguiéndola por completo, sea la que sea. Ten en consideración las consecuencias, intencionadas y no intencionadas y trátalas como sea necesario al momento en que aparezcan.

Loading ...
Loading ...