Cómo romper una losa de concreto

Ya sea que estés renovando o reparando, puede ser que te enfrentes a la necesidad de retirar una losa de concreto existente. El concreto curado es increíblemente fuerte, es por eso que resulta el material de elección para soportar el peso de los edificios. Romper una losa de concreto es un trabajo puramente físico, incluso si tienes acceso a martillos neumáticos o maquinaría para apoyarte. Asegúrate de que estás en una buena forma física para realizar esta tarea.

None

Comienza en la una esquina de la losa. Usa el zapapico para cavar alrededor del borde hasta que puedas ver la parte inferior de la plancha. Si el espesor es mayor a 3 pulgadas, salta al paso 4. Para losas más delgadas continúa con el paso 2.

Pide a un ayudante que calce el zapapico en la esquina de la losa y haga palanca en el mango de modo que la cabeza del zapapico empuje a la losa hacia arriba.

Golpea la parte superior de la losa repetidamente con el mazo a 1 pie del borde (el mismo donde está el zapapico). La losa comenzará a quebrarse mientras la golpees y tu ayudante aplique más y más presión hacia arriba. Cuando la pieza quede liberada, retírala de la losa y vuelve a calzar el zapapico. Continúa golpeando y rompiendo (moviendo el zapapico conforme avances) hasta que la losa sea completamente retirada.

Puedes romper losas más gruesas usando un martillo neumático o un martillo cincel. Cualquiera de las dos máquinas proporcionará la fuerza repetitiva necesaria para romper el concreto y no te desgastarás tanto tratando de demoler una losa de 10 pulgadas con un mazo. Los martillos neumáticos son muy grandes y se conectan a máquinas cargadoras o excavadoras.

Corta las varillas de a losa (si es que las tiene) usando la antorcha de oxiacetileno para separar el concreto y las varillas en piezas pequeñas que puedan ser removidas.

×