Cómo usar salvia para teñir el cabello

Medioimages/Photodisc/Digital Vision/Getty Images

Las tinturas para cabellos que encontramos en las peluquerías o en las góndolas de las farmacias contienen químicos que pueden secarlo y dañarlo. Si quieres realzar un poco tu color de cabello, o cubrir algunas canas, no necesitas dañar tu pelo con ningún químico. Con un toque de salvia puedes logar un resultado sutil pero efectivo a un mínimo costo y sin dañar tu pelo.

Paso 1

Coloca una cacerola con 1 cuarta (250 ml) de agua en la estufa. Pica 1/2 taza de salvia seca o fresca y agrégala a la cacerola.

Paso 2

Pon la estufa a fuego moderado y deja que hierva a fuego lento durante media hora. Saca la cacerola del fuego y déjala reposar por tres o cuatro horas.

Paso 3

Cuela el líquido a través de un trapo de gasa o de un colador y deshecha la pulpa de la salvia.

Paso 4

Lávate el cabello como lo haces habitualmente. Antes de enjuagarlo por completo, échate la infusión fría sobre el pelo. Escúrrelo un poco y deja que la infusión actúe de 10 o 20 minutos. Cuanto más tiempo te lo dejes, más oscuro te quedará.

Paso 5

Enjuágate el cabello hasta que el agua salga clara.

Paso 6

Repite lo mismo semanalmente, o cuando tú lo desees, para continuar tapando las canas u oscureciéndote el pelo. El efecto podría parecer sutil al principio, pero empezarás a notarlo más si lo repites.

Más reciente

×