Cómo sembrar semillas de arándanos

Photopips/iStock/Getty Images

Sembrar arándanos a partir de semillas requiere algunos pasos más que plantar un arbusto. Sin embargo, muchos jardineros encuentran más gratificante la práctica de conseguir plantas frutales a partir de semillas. Cuidar una planta desde su primer brote hasta que da sus primeros frutos motiva a muchos cultivadores a continuar haciéndolo. Aunque cultivar arbustos a partir de semillas requiere ciertas obligaciones, el proceso es en realidad muy simple. Además, los arándanos crecen bien en distintos climas siempre que tengan abundante agua y sol.

Paso 1

Coloca 3/4 tazas de arándanos congelados en una licuadora de cocina y llena 3/4 de la licuadora con agua. Tritúralos y deja la mezcla reposar entre 10 y 15 minutos. Cuando los arándanos estén en el fondo, retira lentamente 1/4 de la pulpa. Agrega más agua y repite el proceso hasta que toda la pulpa quede eliminada. Retira las semillas y sécalas en una toalla de papel. Comienza a trabajar con las semillas en enero o febrero.

Paso 2

Desparrama turba en la caja. Coloca las semillas repartidas. Cúbrelas con una pequeña capa de turba. Manténlas húmedas, agregando agua a la mezcla. Cubre la caja con periódico y colócala en una habitación cálida. Las semillas brotarán en temperaturas que ronden de los 60 a los 70 grados fahrenheit (16 a 21 grados centígrados).

Paso 3

Deja las semillas en la caja cubierta con el papel periódico durante 1 mes para dejar que germinen. Retira el papel y revisa los brotes, que serán muy pequeños. Coloca la caja en una ventana soleada. Riégalos con regularidad.

Paso 1

Llena los recipientes de plástico con una mezcla hecha de 1/3 de turba, 1/3 de arena y 1/3 de tierra. Cuando los brotes alcancen una altura de 2 a 3 pulgadas (5 a 7.5 cm), transplántalos de la caja a los recipientes y riégalos generosamente. Colócalos en un lugar soleado. Agrega fertilizante líquido después de 2 o 3 semanas en la mitad de la dosis recomendada para mantener las plantas saludables y creciendo a un ritmo estable.

Paso 2

Planta los arándanos en el exterior cuando pase la época de heladas. Crecen bien si las plantas en líneas rectas en una tierras de labor o cobertura en jardines diseñados. Asegúrate de regar las plantas abundantemente durante el verano. Cerca del 1 de noviembre, cubre los brotes con paja o aserrín para que no se dañen con las heladas. Retira la turba en primavera.

Paso 3

Fertiliza los arándanos usando un fertilizante 10-10-10 en una proporción de 1 libra cada 100 pies cuadrados (0.45 kg cada 30 metros cuadrados). Continúa cuidando las plantas usando estos pasos y deberían florecer y producir fruta a los 2 años de edad.

Más reciente

×