DESCUBRIR
×
Loading ...

Cómo hacer un trapo antiestático

Un trapo antiestático es un trozo de tela creado especialmente para recoger polvo de una superficie. Cuando se trata de renovar pisos o cualquier superficie con pintura o barniz, el control del polvo es especialmente importante, ya que hasta la más fina partícula se pondrá en evidencia a través del piso recién reparado. Si el polvo se acumula en cantidades importantes hará que tu piso reparado parezca tener una textura rugosa, cuando en realidad tienes un acabado liso y suave que se ha arruinado. Un trapo antiestático puede evitar este tipo de problemas si lo utilizas correctamente. Con un trapo antiestático, puedes limpiar el polvo completamente y dejar tu piso listo para recubrir con tinte o pintura.

Instrucciones

Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images
  1. Corta un trapo de algodón que no deje pelusa, en cuadrados de más o menos el tamaño de un pañuelo de hombre. Usa un par de tijeras dentadas para evitar que los bordes de tela se deshilachen.

    Loading ...
  2. Empapa la tela en agua a temperatura ambiente y luego escúrrela para eliminar tanta humedad como sea posible.

  3. Ponte unos guantes de goma. Transfiere el paño a una olla llena de aguarrás (trementina) y satúralo ligeramente. Escurre el trapo para eliminar el exceso de líquido.

  4. Coloca el trapo extendido sobre una superficie plana. Vierte un poco de barniz en una botella pequeña con tapa. Hazle varios agujeros a la tapa con una lezna o punzón antes de ponerla en la botella. Esparce un poco de barniz sobre la tela asegurándote de abarcar toda la superficie del trapo. Guíate colocando más o menos lo equivalente a una gota de barniz a una distancia de una pulgada entre sí.

  5. Dobla el trapo por la mitad, uniendo los lados cubiertos de gotas de barniz. Enrolla el trapo cuidando que quede apretado y luego, "amásalo" para repartir bien el barniz. Despliega el trapo nuevamente. Vuelve a doblar la tela de modo perpendicular formando una cruz con ángulos de 90 grados, igualmente con los lados con barniz tocándose. Vuelve a enrollar la tela y "amasa" por segunda vez. Repite la operación doblando, enrollando y amasando hasta que el barniz se distribuya uniformemente en toda la tela.

Loading ...

Consejos

  • Almacena los trapos preparados en un tarro de vidrio sellado.

Necesitarás

  • Paño de algodón libre de pelusa
  • Tijeras dentadas
  • Guantes de goma
  • Aguarrás (trementina)
  • Barniz
  • Botella pequeña con tapa
  • Lezna o punzón
Loading ...