Cómo tratar con los familiares rencorosos

El viejo dicho "puedes elegir a tus amigos, pero no puedes escoger tu familia" es muy cierto. Nosotros, como personas, no tenemos ninguna decisión al respecto de nuestro linaje, especialmente cuando se tiene que hacer frente a miembros de la familia que tienden a ser rencorosos o maliciosos. Afortunadamente, no tienes que aceptar este comportamiento negativo. Puedes aprender cómo hacer frente a los familiares rencorosos sin llegar a ser una persona rencorosa. Sigue leyendo para saber cómo hacerlo.

Abre tu corazón y sigue estos pasos

Paso 1

Acepta el hecho de que estás relacionado con una persona rencorosa, a veces perjudicial. La realidad de la situación puede ser problemática, pero tiene que ser aceptada. Date cuenta de que el miembro de tu familia puede tener problemas mentales y/o físicos que lo impulsan a actuar de una manera maliciosa o malintencionada. Aunque esto es una carga para todos los involucrados, aceptar este defecto de carácter importante te permite actuar en consecuencia.

Paso 2

Mantén una actitud positiva. Muchas veces las personas rencorosas tratan de alterarte a propósito. Este es el momento de mantener la calma en la tormenta. Mantén una actitud positiva al no permitir que sus interrupciones arruinen un sólo segundo de tu día.

Paso 3

Mantén tu distancia. Nadie dijo que tenías que ser un pariente "cercano". En este punto, tu familiar rencoroso tiene una reputación. Aprende a mantener tu distancia y aliviar la posibilidad o el drama innecesario y la confusión.

Paso 4

Reduce los lazos. Esto debería ser lo último a lo cual recurrir, pero es esencial para tu crecimiento positivo como una persona que busca la excelencia en su propia vida. Cortar los lazos se puede lograr mediante la limitación de tus conversaciones telefónicas, las interacciones personales y la comunicación. Es por tu propio bien.

Más reciente

×