Cómo utilizar un cepillo térmico

••• Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Los cepillos térmicos son más fáciles de usar que los de tipo pinza y rodillos para rizar, y si quieres un estilo de ondulado rápido, un cepillo térmico es una buena opción. Estos vienen con barriles de diferentes tamaños y en los últimos años los fabricantes han comenzado a hacer estas herramientas de pelo sin cable. Los cepillos inalámbricos funcionan con baterías o cartuchos de butano. Ya sea que necesites unas ondas retro para una fiesta de música disco o simplemente en busca de un rizado suave, un cepillo térmico te dará mucho volumen.

Passo 1

Comienza con el cabello limpio y completamente seco. Divide el pelo con unas pinzas. Haz una sección en la coronilla, una en la parte posterior, una a cada lado y la última en la parte superior.

Passo 2

Calienta el cepillo con la temperatura más alta y baja el ajuste si el cepillo se siente demasiado caliente.

Passo 3

Retira una pinza. Cepilla el pelo y levántalo hacia adelante.

Passo 4

Coloca el cepillo bajo el cabello y péinalo hasta la punta. Cuando llegues al final, comienza a enrollar el cabello gentilmente.

Passo 5

Mantén el cabello en el cepillo por 15 segundos aproximadamente y retíralo con cuidado.

Passo 6

Quita otra pinza y enrolla la siguiente sección. Continúa hasta que todo el cabello quede rizado.

Passo 7

Arregla el cabello con los dedos de tus manos o un peine y rocía el cabello con laca en aerosol.

Más reciente

×