Cómo hacer abono en baldes de 20 litros

Escrito por mary johnson-gerard, ph.d. | Traducido por mike tazenda
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer abono en baldes de 20 litros
Reutiliza los desechos de tu cocina en un espacio pequeño usando un balde de 20 litros. (Martin Poole/Digital Vision/Getty Images)

Recicla tus desechos de cocina haciendo abono. Hacer abono es el proceso de descomponer material orgánico a su forma más básica para usarlo como fertilizante. Cuando el material orgánico se calienta en una cubeta para abono, se descompone y se convierte en un material rico en nutrientes que tiene una apariencia similar a la tierra. Puedes lograr este resultado usando baldes de plástico de 5 galones (20 litros) en tu cocina o tu terraza.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Balde de 20 litros con tapa
  • Material orgánico
  • Material pardo
  • Palo para revolver
  • Periódicos

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Coloca una capa de una pulgada (2,5 cm) de material pardo en el fondo de tu balde. Este material se considera sustancias orgánicas que ayudarán a los restos de comida a descomponerse más rápidamente. Estos incluyen hojas, césped cortado, aserrín, heno, tierra o mantillo finamente cortado. La capa del fondo ayudará a iniciar el proceso en el balde.

  2. 2

    Llena el balde con material orgánico "verde". Esto incluye cualquier resto de comida que no sea carne, grasas, aceites o lácteos. Este tipo de alimentos atraerán alimañas y harán más lento el proceso de fabricar el abono, ya que toman más tiempo en descomponerse. Restos de frutas, vegetales y granos son perfectos para tu balde de abono.

  3. 3

    Coloca material pardo por encima del material verde una vez que tengas una capa de unas tres pulgadas. Las capas acelerarán el proceso de formación del abono, y contarás con fertilizante más pronto. Mezcla el contenido del balde con un palo largo al menos una vez a la semana para ayudar a distribuir las bacterias buenas que descomponen los restos de comida, y dejar que el abono se airee.

  4. 4

    Reemplaza la tapa cada vez que coloques material en el balde, para que las moscas de la fruta o roedores no puedan introducirse en el abono. Cubre el balde con periódico para evitar que las moscas coloquen sus huevos allí.

  5. 5

    Revuelve el contenido del balde al menos una vez a la semana para aportar aire, incluso si está lleno y el proceso de calentamiento y descomposición se expande en el abono. Una vez que el abono luce como mantillo muy fino o tierra, está listo para utilizar como fertilizante. Incorpora el fertilizante al suelo de tu jardín cuando así lo necesites.

Consejos y advertencias

  • En lugar de mezclar, puedes cerrar la tapa herméticamente y hacer rodar el balde para incorporar la materia parda y verde.
  • El abono necesita aire para descomponerse rápidamente; de modo que debes revolverlo incluso si lo haces rodar. No dejar que entre el aire hará que se genere un material con mal olor y fea textura.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles