Estilo

Cómo hacer acondicionador de cabello con yema de huevo

Escrito por ehow contributor | Traducido por aldana avale
Cómo hacer acondicionador de cabello con yema de huevo

Cómo hacer acondicionador de cabello con yema de huevo. Trata de hacer tu propio acondicionador de cabello en tu hogar con ingredientes naturales que tienes en tu cocina. Sólo te llevará un poco de tiempo y podrás ahorrarte varios dólares que te gastarías si compraras el producto en una tienda. Estos ingredientes naturales te dejarán el cabello fresco y limpio con un brillo sano y natural. Sigue leyendo para aprender cómo hacerlo.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 1 yema de huevo
  • 1 cucharada de aceite de oliva o aceite para bebé

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Comienza rompiendo una yema de huevo en un bol. Bátela rápidamente con un tenedor o un batidor hasta que esté totalmente rota.

  2. 2

    Agrega una cucharada de aceite de oliva. Bate nuevamente con el batidor o el tenedor hasta que los dos ingredientes queden bien mezclados. Puedes reemplazar el aceite de oliva por aceite de bebé para obtener una mejor fragancia.

  3. 3

    Mezcla una taza de agua tibia. Esto diluirá la mezcla y hará que sea más fácil de aplicar en toda la cabellera.

  4. 4

    Humedece completamente el cabello. Lo mejor es aplicar el acondicionador sobre el cabello limpio, por lo que será mejor que previamente lo laves con un champú suave, lo enjuagues y escurras el exceso de agua.

  5. 5

    Vierte la mitad del acondicionador de yema de huevo en la parte superior de la cabeza, evitando que caiga sobre tu cara. Mientras que la yema de huevo es buena para el rostro, no lo es así el aceite. Usa las manos para aplicar la otra mitad del acondicionador para la parte inferior del cabello.

  6. 6

    Con tus dedos, haz que acondicionador corra por toda tu cabellera para asegurarte de que cubre todo el cabello. Déjalo actuar por 5 minutos.

  7. 7

    Enjuaga profundamente tu cabello con agua tibia o fría. Es importante que no uses agua caliente porque eso podría cocinar la yema de huevo en tu cabello y necesitarás otro lavado. El agua fría es buena para el cabello porque lo deja más brillante.

Consejos y advertencias

  • Para cabellos largos, usa dos yemas de huevo y dos cucharadas de aceite de oliva.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media