Lifestyle

Actividades sociales y emocionales para niños pequeños

Escrito por kimberly turtenwald | Traducido por verónica sánchez fang
Actividades sociales y emocionales para niños pequeños

Incluso las actividades más simples pueden fomentar el desarrollo social y emocional.

Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

Durante los primeros años de vida, por lo general entre las edades de 1 y 3, los niños aprenden mucha información, principalmente a través de sus juegos. Los niños pequeños se desarrollan en diversas áreas, emocional y socialmente. Los padres pueden ayudar a fomentar el crecimiento emocional y social de su niño a través de actividades organizadas que les ayuden a aprender a operar de forma independiente, así como con los demás.

Otras personas están leyendo

Citas de juego

Las citas de juegos permiten promover la interacción social en el niño. Aunque la mayoría de los niños pequeños juegan juntos independientemente, jugar al lado del otro, en lugar de uno con el otro, ayuda al niño a aprender a ser social y preocuparse por los sentimientos de los otros. A pesar de que no están jugando lo mismo, un niño es consciente de la presencia de los demás y puede interactuar un poco. Deja que los niños jueguen juntos para crear también experiencias de aprendizaje, tales como compartir y preocuparse por los demás. Por ejemplo, cuando tu hijo tome un juguete de otro niño, tienes la oportunidad de enseñarle al niño que es malo tomar algo de otra persona sin preguntar y enseñarlo a compartir con los demás. Los niños no tienen que estar en el mismo rango de edad para estas citas de juegos.

Juegos afectivos

Muchos padres utilizan automáticamente los juegos afectivos con sus hijos. Por ejemplo, puedes ducharte con tu hijo dándole besos por todo el cuerpo, mientras que nombras las partes de su cuerpo. Esto no sólo le enseña los nombres de las partes del cuerpo, sino que también le enseña cómo ser afectuoso con los demás. Incluso los simples abrazos y caricias pueden mejorar el desarrollo emocional de tu hijo. También puedes jugar con el niño exhibiendo las expresiones faciales que responden a ciertas emociones, como alegría, tristeza y enojo. Anima a tu niño a repetir la expresión facial y explicar cómo se siente con cada emoción.

Interacción con adultos

Si bien es importante para un niño pequeño interactuar con sus compañeros, también es importante para él interactuar con los adultos. Tómate el tiempo durante el día para sentarte en el suelo y jugar con tu hijo. Hazle saber que él es importante para ti y muéstrale por ejemplo cómo interactuar con los demás. Un niño será cada vez más capaz de participar en un juego independiente, pero también es importante animarlo a trabajar con otros. Sólo estar juntos y actuar tontamente también ofrece una interacción capaz de promover el desarrollo social y emocional.

Habla acerca de los sentimientos

Los niños pequeños experimentan una amplia gama de sentimientos que la mayoría de ellos no saben cómo representar con eficacia. Esto a menudo da lugar a las rabietas. Puedes ayudar a tu niño a aprender a reconocer sus emociones y manejarlas adecuadamente. Cada vez que el niño experimente una emoción evidente, como la emoción, la ira, el miedo o la tristeza, dile qué emoción siente y valida ese sentimiento. Por ejemplo, si está enojado por que una actividad ha finalizado, dile: "Sé que estás enojado porque no puedes jugar ahora mismo, pero es hora de ir a casa para encontrar a papá otra vez. ¿No es divertido?" Con esto le dices que eres consciente de que está enojado y que ofreces una solución.

Imaginación

Los niños tienen una imaginación muy viva y a menudo aprenden por repetición. Ellos miran lo que los padres y otros adultos hacen y tratan de emular eso. Proporciónale a tu niño actividades y juguetes que estimulen este comportamiento imitador. Juguetes tales como teléfonos, ordenadores imaginarios y utensilios de cocina permiten que tu niño vea las cosas que haces a diario y pueda copiar dichas actividades. La reproducción de estas actividades con tu hijo también puede enseñarle la forma de interactuar con los demás, fomentando el desarrollo social y emocional.

Tiempo a solas

A pesar de que es importante que los niños pasen mucho tiempo con los demás aprendiendo a interactuar con otras personas para hacer frente a sus emociones, también es importante fomentar la soledad. Crea un lugar especial donde el niño pueda ir cuando quiera estar solo. Asegúrate de que el área es completamente a prueba de niños y segura. Deja que tu niño sepa que está bien que quiera estar solo a veces y si no hay algo urgente que hacer, permítele salir cuando él esté listo.

Tiempo de cuentos

Leer cuentos no sólo ayuda a fomentar la lectura cuando tu hijo sea mayor, sino que también puede ayudar en el desarrollo social y emocional. Elige historias en las que uno o más caracteres sienten una fuerte emoción específica y la historia muestra cómo hacerle frente a esa emoción. Al leer, une la historia a las experiencias personales que tu niño ha tenido. Por ejemplo, si la historia es acerca de un personaje triste, recuérdale la época en que estaba triste porque perdió su manta. Ayúdale a relacionar los personajes. Los títeres son otra buena manera de atraer a los niños a la historia.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media