Cómo afeitar a tu labrador

Escrito por ken hamilton | Traducido por maría florencia lavorato
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo afeitar a tu labrador
(Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Un labrador es un perro de tamaño mediano con capas dobles de cabello corto y un excretor medio pero constante. Puedes afeitarlo durante la fase de pérdida de cabello para minimizar la cantidad del mismo en tu hogar. La cantidad de desprendimiento dependerá del color de tu perro. Los labradores rubios derraman más durante el año pero a un paso más lento. Los labradores negros, por otro lado, pueden perder toda su capa en primavera y en invierno.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Máquinas de cortar el cabello de las mascotas
  • Champú para mascotas suave
  • Rastrillo para perros de cabello corto
  • Peine para perros de dientes anchos
  • Tijeras

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Consigue tus herramientas. Necesitarás un rastrillo para cabello corto para quitar la mayor cantidad de cabello muerto posible. También necesitarás un peine de dientes anchos y una máquina cortadora de cabello de dos velocidades y hojas intercambiables que sea adecuada para las dos capas de cabello de tu perro. La máquina debe estar afilada y ser potente pero segura y silenciosa para usar con los animales. Para un labrador con una piel más gruesa, necesitarás una máquina de cortar con velocidad de hasta 4.200 golpes por minuto. Necesitarás al menos tres tipos diferentes de hojas para afeitar a tu labrador. La hoja número 7F se necesitará para afeitar el cuerpo. Las hojas número 10 o 15 se recomiendan para cortar debajo de las almohadillas de las patas y alrededor de sus partes privadas.

  2. 2

    Baña a tu perro un día antes de afeitarlo. Nunca afeites a un labrador con el pelaje sucio ya que esto opacará la cuchilla cortadora. Lleva a tu labrador afuera y rastrilla todo el pelo muerto que pueda impedir tu progreso durante el afeitado. Luego de quitar todo el cabello muerto, tu labrador quedará con una capa lista para afeitar. Retira el pelo enmarañado restante con un peine de dientes angostos, debajo de la barbilla y alrededor de las orejas, así como también en la cola. Peinarlo aflojará el cabello de la piel y será de gran ayuda a la hora de afeitarlo. Haz que tu perro se acostumbre al sonido de la máquina de cortar afeitando una pequeña porción de su pata. Si no hay ninguna reacción drástica ni movimiento brusco por parte del perro, será más fácil para ti afeitarlo.

  3. 3

    Elige un área del exterior que sea familiar para tu perro. Asegúrate de que sea un lugar que no lo distraiga y en donde puedas trabajar cómodamente. Colócale un bozal si tiene tendencia a morder. Un arnés será ideal para mantenerlo quieto. Pide a alguien que te ayude a mantener a tu perro quieto. Para al perro encima de una mesa para facilitar tus movimientos al afeitarlo sin sobrecargar tu espalda baja por doblarte. Corta primero el pelo más largo con un par de tijeras filosas.

  4. 4

    Comienza primero con las zonas difíciles. Estas incluyen debajo de la barbilla, alrededor de los ojos y cerca de las orejas. Coloca la afeitadora eléctrica en el ajuste para la hoja número 10 y comienza a afeitar. Levanta la cabeza del perro para afeitarlo debajo de su barbilla, tensando la piel a medida que lo haces. Corta a lo largo de la línea de la mandíbula hacia las orejas. Sostén la oreja con una mano y tira suavemente para mantenerla estirada a medida que trabajas en esa área. Muévete hacia el otro lado del rostro y afeita a lo largo de la línea de la mandíbula para trabajar en la otra oreja. Ve despacio alrededor de los ojos y el hocico.

  5. 5

    Ajusta tu máquina de cortar para la hoja número 7 y continúa con las patas, cortando los cabellos de la parte posterior de las rodillas y entre las patas del labrador antes de afeitar la cola, decidiendo si quieres mantener los cabellos rizados de la punta o cortarlos. Una vez que hayas terminado de afeitar las partes difíciles, termina con el resto del cuerpo.

Consejos y advertencias

  • Si cambias de parecer acerca de afeitar a tu perro, se recomienda que lo asees regularmente cepillando su cabello con un cepillo de cerdas duras para quitar el cabello muerto y minimizar el desprendimiento al estimular las glándulas sebáceas. Afeita a tu labrador si piensas que lo hará sentir mejor y es una ardua tarea tener que limpiar constantemente el cabello de tu casa. Consulta con tu veterinario si tu labrador está desprendiendo demasiada cantidad. Quizás sólo necesite un cambio de dieta.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles