Cómo conseguir agua de coco pura, comprar cocos frescos y abrirlos

Escrito por ehow contributor | Traducido por susana lópez millot
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo conseguir agua de coco pura, comprar cocos frescos y abrirlos
Un martillo y un clavo largo o un destornillador te permitirá extraer el agua de coco. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Para conseguir agua de coco así como leche de coco, primero debes recoger el coco correcto. Nada consigue el mejor sabor en una torta de coco fresco, cocktail de camarones con coco o ambrosia hecha con leche o carne fresca de coco. Una vez que has aprendido como abrir un coco, nunca necesitarás comprar agua de coco o leche de coco otra vez. El coco fresco es alto en fibra, magnesio, fósforo y potasio.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Martillo
  • Toalla grande
  • Clavo grande
  • Destornilllador
  • Cincel de 1/2 pulgada (1,25 cm)
  • Cuchillo de cocina
  • Pelador de vegetales
  • Licuadora
  • Trapo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Recoge el mejor coco fresco para conseguir buena agua de coco, leche y carne de coco. Sacude el coco y escucha si hay agua adentro. Lo que quieres conseguir es un coco que haga ruido de agua agitándose (o sea, que tiene que tener mucha agua adentro). Aunque esto no garantiza que el coco sea bueno ,aumenta las posibilidades. Pesa varios cocos del mismo tamaño y elige el más pesado, ya que es el que lleva menos tiempo secándose. Los mercados asiáticos de alimentos y verduras pueden ser una estupenda fuente de productos de coco.

  2. 2

    Agujerea los ojos del coco para drenar el agua. Busca los tres ojos (áreas oscuras, redondas y profundas) en el coco. Toma una toalla de baño y colócala en forma de espiral como un turbante sobre una superficie dura, como una tabla de cortar. Coloca el coco justo en el centro de la toalla para que no se caiga, con los tres ojos mirando para arriba. Usa el martillo para golpear el clavo o el destornillador, que deberán estar limpios, en cada uno de los ojos. Luego sujeta el coco sobre un bol y deja que el agua del coco drene. Huele y prueba el agua para saber si el coco es bueno. Si huele o sabe a moho, tíralo o devuélvelo a la tienda para que te reintegren el dinero.

  3. 3

    Rompe la cáscara y parte el coco fresco en trozos. envuelve el coco vacío sobre una toalla en doble capa. Llévalo a una superficie de hormigón como escalones o el piso del garaje. Usa el martillo para golpear el coco envuelto varias veces, con fuerza como para romperlo en varias piezas grandes. Otro método es colocar el coco vacío en dos o tres capas de bolsas de plástico y golpearlo contra una superficie dura como un árbol o una pared de ladrillos para romperlo. Si es necesario partirlo a la mitad por alguna razón, usa un martillo y un cincel duro para empezar a romperlo por un lado. Da golpes alrededor del coco para conseguir que se abra y luego separa las dos mitades.

  4. 4

    Retira y limpia la carne de coco. Alguna ya estará suelta de la cáscara. En los lugares donde la carne esté pegada a la cáscara, toma un cuchillo de mantequilla y haz palanca para separarla. O puedes colocar los trozos de coco en el horno a 350º durante 20 minutos para hacer que la carne sea más fácil de separar de la cáscara. Ten cuidado al intentar hacer palanca con el cuchillo. Puedes usar un cincel para esto. Puede que algo de la piel oscura quede pegada a la carne. No hace daño comerla, pero si quieres carne de coco blanca y pura, recorta esta piel usando un pelador de verduras. Corta cualquier trozo demasiado grande en piezas más pequeñas.

  5. 5

    Coloca los trozos de carne de coco en una licuadora o procesador de comida y procésalo hasta que esté bien deshecho. Agrega agua a temperatura ambiente para triturarlo sólo para cubrir el coco y mezclar bien todo junto. Prepara un bol para colar la mezcla de leche de coco. Envuelve un bol con un trapo que sea bien tejido, como un pañuelo o un trozo de sábana. El trapo debe ser lo suficientemente grande como para que cuelgue del bol varias pulgadas. Junta el trapo arriba alrededor de la mezcla y cuela la leche de coco.

Consejos y advertencias

  • Almacena la leche de coco en el refrigerador para evitar que se estropee, o congélala para usarla más adelante. La leche de coco se conservará una semana en el refrigerador y puede congelarse hasta un año.
  • Además de las recetas, la leche de coco es un aditivo estupendo para hacer jabones.
  • Ten cuidado cuando intentes hacer palanca para separar la carne de coco de la cáscara con el cuchillo. No te cortes.
  • No coloques el coco en el horno sin hacerle primero un agujero o sin romperlo. El agua dentro puede provocar que explote y cause quemaduras.

No dejes de ver

Referencias

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles