Hobbies

Sobre las algas

Escrito por joshua duvauchelle | Traducido por gerardo núñez noriega
Sobre las algas

Las algas se utilizan en ciertos alimentos humanos, como el sushi.

Photos.com/PhotoObjects.net/Getty Images

Las algas son un tipo de plantas que se encuentran en ambientes acuáticos y terrestres húmedos. Son plantas relativamente básicas de una sola célula que se basan principalmente en la fotosíntesis para su sustento. Las algas tienen una variedad de usos decorativos, utilitarios y alimenticios para los seres humanos. También juegan un papel importante en el tratamiento y control del dióxido de carbono y los desechos en muchos de los cuerpos de agua del planeta.

Otras personas están leyendo

Función

Las algas desempeñan un papel importante y vital en diversos procesos naturales y artificiales. Se utilizan como fertilizante en las granjas y como acondicionador de suelos en los huertos familiares. También se utilizan en diversos sistemas de energía alternativa para la producción de diésel y de hidrógeno. Del mismo modo, las algas se cultivan como combustible en las fábricas y para generar electricidad. También se utilizan para limpiar los sistemas de agua naturales y creados por el hombre, debido a su capacidad para capturar las toxinas transmitidas por el agua y el exceso de nutrientes. Por otro lado, se utilizan como ingrediente de alimentos para humanos y animales, como base de ingredientes científicos y cosméticos, y para alimentar a los pescados y mariscos de cultivo.

Importancia

Los miles de diferentes tipos de algas componen una porción importante de los diversos procesos ambientales. Las algas son la base de las cadenas alimentarias oceánicas del planeta, las cuales actúan como alimento para el plancton que alimenta al resto de formas de vida del océano. Debido a que es el componente básico para el sistema alimenticio del mar, todo el ecosistema terrestre se derrumbaría si las algas no existieran. Las algas también procesan el dióxido de carbono, jugando un papel importante en el manejo de gases de efecto invernadero de la Tierra. Las algas son importantes para las operaciones comerciales de los humanos, actuando como un ingrediente importante en varios suplementos nutricionales, alimentos, fertilizantes agrícolas comerciales y experimentos científicos (en forma de agar).

Tipos

De acuerdo con el Museo Nacional Smithsoniano de Historia Natural de Estados Unidos, hay más de 300 mil tipos de algas. Los dos tipos de algas más comúnmente encontrados por los seres humanos son las macroalgas y las algas microscópicas, la cual es la espuma verde que aparece en estanques, lagos, ríos y acuarios. Algunos tipos de algas son organismos básicos y unicelulares que flotan libremente en ambientes acuáticos y nunca alcanzan un tamaño más grande. Otros, como las macroalgas, crecen a niveles más complejos al igual que sus parientes vegetales terrestres. Estas algas se pueden dividir en tres tipos básicos: algas marrones, rojas y verdes. Las algas verdes son las más desarrolladas y están más cerca a las formas vegetales terrestres en términos de su nivel de complejidad.

Geografía

Varios científicos e informes han indicado diferentes números y estadísticas sobre la distribución geográfica y ecológica de las algas. De los más de 300 mil tipos de algas, 20 mil de ellos se encuentran sólo en Europa. Algunos son más específicos de un lugar. Por ejemplo, Sudáfrica es el hogar exclusivo de más de 350 tipos de algas. Ecológicamente, las algas se distribuyen en su mayoría en ambientes oceánicos, aunque se pueden encontrar algunas especies en entornos de tierra firme húmeda. En general, las algas se han recolectado y catalogado en locaciones geográficas de templadas a frías, siendo más usuales en locaciones centrales de los océanos Atlántico y Pacífico. La Antártida y otros ambientes igual de fríos son hogar de un número mucho menor de especies de algas que las zonas geográficas templadas.

Prevención y solución

Las algas a veces se convierten en un problema cuando crecen a un ritmo incontrolable en lugares no deseados, tales como estanques de jardín, lagos y acuarios. Tal crecimiento repentino de algas se conoce como un "florecimiento de algas". Estos crecimientos pueden causar la obstrucción de las vías navegables y una capa visualmente desagradable de color verde, marrón o roja (dependiendo de la especie de algas que se trate). El crecimiento de algas no controlado también puede evitar que la luz del sol llegue a los niveles más bajos del agua, matando a otras plantas acuáticas. Las floraciones de algas normalmente se producen cuando hay más nutrientes presentes en el agua de los que se están utilizando. Por lo tanto, el primer método para prevenir el crecimiento de algas es evitar la escorrentía de alto contenido de nutrientes, tales como el escurrimiento de fertilizantes agrícolas, a las vías acuáticas. Plantar otras plantas acuáticas también puede ayudar a mantener bajos los niveles de nutrientes y evitar así una proliferación de algas. Las formas mecánicas de eliminación de algas incluyen filtros de agua y esterilizadores comerciales de rayos UV, los cuales pasan el agua a través de un filtro UV que mata las algas.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media