Cómo aprovechar al máximo el calor de un hogar

Escrito por cassie damewood | Traducido por martín giovana
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo aprovechar al máximo el calor de un hogar
Una importante cantidad de calor se escapa a través del tubo de la chimenea. (Thinkstock/Comstock/Getty Images)

Los hogares a leña pueden calentar una habitación y mantenerla caliente durante horas si el fuego está hecho con madera de larga duración, debidamente alimentado y se repone regularmente con más troncos. En muchos hogares, una cantidad significativa de calor se pierde por la chimenea mientras el fuego quema, un problema que se soluciona con dispositivos de recuperación de calor.

Otras personas están leyendo

Extractores de calor

Los extractores de calor se colcoan en la parte superior de las chimeneas y extraen el calor adicional de la combustión, que se encuentra en la parte superior del recinto del hogar donde comienza la base de la misma. Operan con principios diferentes, incluyendo la radiación o convección natural o con un ventilador eléctrico, un proceso que empuja el calor de los gases de combustión hacia abajo desde la salida de humos y hacia la habitación. Los extractores de calor pueden reducir la fuerza de la corriente de aire que ayuda a iniciar el fuego y mantenerlo encendido. Para minimizar este efecto, instala un extractor que tenga un poco más de capacidad de lo recomendado para el tamaño de la chimenea.

Selladores de chimeneas

Las compuertas de los hogares están diseñadas para que abran y cierren y así evitar que los residuos, la lluvia y la nieve caigan en la chimenea del hogar, así como para reducir la cantidad de aire frío que entra en la habitación. Se encuentran por debajo de la chimenea del hogar. Estas compuertas frecuentemente se deforman después de la primera exposición al fuego caliente, lo que permite que entre el aire frío en el hogar. Los selladores de combustión son dispositivos como globos que se insertan en las compuertas abiertas y se inflan para crear un sello hermético y evitar que el aire entre. Tienen un asa colgante para alertar a las personas que encienden el fuego de que los quiten antes de que se forme un incendio. También puedes crear un sellador de chimeneas casero enrollando una vieja almohada de goma espuma o cojín en una bolsa de basura de alta resistencia y meterla por la chimenea. Sea cual sea el dispositivo que utilices, limpia el tubo de la chimenea primero para asegurarte de un sellado hermético y evitar que el hollín caiga sobre ti cuando quites el sellador.

Inserciones para hogar

A pesar de que las chimeneas de mampostería antiguas tienen encanto, no son particularmente eficaces para calentar las habitaciones. Instalar un dispositivo de recuperación de calor de combustión mejorará su rendimiento, pero para una producción máxima de calor, usa una inserción para chimenea. Éstas encajan dentro de la cámara de combustión o en el hogar, contienen y hacen circular el calor del mismo y utilizan un collar de combustión para evitar que se pierda el calor por la chimenea, aumentando la capacidad de calentamiento casi tanto como la quema de las estufas de madera.

Consejos y claves

Para evitar la pérdida de calor a través de conductos de humos cuando no se está utilizando el hogar sobre una base regular, sella tanto la chimenea como la tapa del hogar. Instalar puertas de vidrio templado en el frente de la chimenea aumenta la radiación de calor y los ventiladores intercambiadores de calor soplan el aire caliente del hogar a la habitación. Una vez que el fuego esté ardiendo con fuerza, abre una ventana cercana y baja el termostato de la casa a 50 o 55 grados Fahrenheit (10 a 12 grados Centígrados) para aumentar el flujo de calor de la chimenea.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles