¿Cómo arreglar las puntas peladas de los zapatos?

9
Ha sido de ayuda

Como el cuero es un material natural, es posible que se gaste y rompa tanto como los elementos. El cuero empieza a pelarse cuando está seco. Para restaurar el cuero pelado de un par de botas, debes fabricar una loción para nutrir el cuero. El aceite de pata de buey y la lanolina son dos productos disponibles en la ferretería que restauran el acabado y la humectación del cuero. En vez de tirar tu par de botas viejas, restaura el cuero y úsalas durante años.

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Necesitarás

Otras personas están leyendo

Paso 1

Frota las botas de cuero con agua tibia y un paño suave. Enjabona un paño suave con jabón de Castilla y pule la parte exterior de la bota de cuero.

Paso 2

Frota la parte exterior de la bota con un paño seco y suave.

Paso 3

Vierte cuatro tazas de agua en una cacerola. Lleva el agua a punto de hervor. Pon dos tazas de lanolina en un recipiente de vidrio resistente al calor. Pon el recipiente en el agua caliente. El agua caliente derrite la lanolina.

Paso 4

Retira la lanolina del agua caliente. Vierte tres tazas de aceite de pata de buey en el recipiente y mezcla la solución lentamente con un palo de madera.

Paso 5

Aplica la solución sobre un paño suave usando tus dedos. Frota la parte exterior de la bota con la solución. Continúa hasta que toda la superficie exterior esté cubierta.

Paso 6

Deja absorber la loción durante 12 horas. Has restaurado el cuero pelado de tus botas.

Paso 7

Vierte una solución de una parte de glicerina y 3 partes de etanol en un contenedor de un galón (3,79 l). Mezcla la solución con un palo de madera.

Paso 8

Pon pesas en el interior de las botas para evitar que floten. Sumerge las botas de cuero en la solución durante dos semanas. Las botas deberían estar completamente sumergidas.

Paso 9

Retira las botas. Vierte un galón (3,79 l) de acetona en un contenedor de dos galones (7,58 l). Sumerge las botas durante tres horas. Saca las botas. Repite este paso dos veces más. Usa acetona limpia cada vez.

Paso 10

Deja secar las botas un día entero. Has restaurado el cuero de tus botas.

Consejos y advertencias

  • Usa anteojos de protección., mascarilla y guantes al manipular la glicerina y la acetona. Trabaja en un lugar bien ventilado.

Referencias

Lee este artículo

Comentarios

Más reciente