Vida

Cómo atender la pata hinchada de un perro

Escrito por tracey sandilands Google | Traducido por mayra cabrera
Cómo atender la pata hinchada de un perro

Qué puedes hacer para ayudar a un perro con hinchazón.

dog image by Michal Tudek from Fotolia.com

Lesiones, picaduras de insectos, problemas de articulaciones o falla sistémica pueden ocasionar hinchazón en la pata de un perro. Si el perro cojea, revisa si hay inflamación presente e intenta identificar la causa. Esto te permitirá proveerle de un tratamiento básico y algo de alivio hasta que lo lleves al veterinario para que lo examine.

Otras personas están leyendo

Causas potenciales de la hinchazón

Identifica la razón por la cual existe la inflamación pasando tus manos suavemente sobre la pata. Busca cualquier señal de lesiones como heridas, una espina o astilla, o una picadura de insecto. Si el perro te lo permite, flexiona cuidadosamente la pata y siente para ver dónde está localizada la inflamación. Verifica cada uno de sus dedos y la almohadilla de la pata para determinar dónde está el problema. La hinchazón que está cerca de la articulación podría indicar artritis o daño en los tendones, nervios, ligamentos, o esguince en la articulación o dislocación. La hinchazón al frente de la pata delantera podría indicar daños en el nervio radial. Una inflamación que se siente "esponjada" puede ser una condición llamada edema con fóvea, que requiere tratamiento veterinario inmediato.

Nivel de dolor

Presiona suavemente la zona inflamada para determinar si es dolorosa para el perro. Si el perro no quiere que le toques la pata, por lo general será un indicativo de que está experimentando dolor. Lamidas constantes o mordiscos en la pata inflamada pueden también ser una señal de que el perro se siente incómodo con la hinchazón. Observa si presenta náuseas, fatiga, confusión o jadeo, porque esas son señales de infección o envenenamiento por picadura de insecto. Los bultos e hinchazones que no son dolorosos pueden crecer, y mientras requieran de atención veterinaria, no son tan urgentes como aquellos que causan dolor y angustia inmediatos en el perro.

Tratamiento en casa

Aplica compresas frías o calientes a la pata hinchada. Si el perro cayó o fue arrollado por un auto, una compresa fría es la mejor manera de ayudar a reducir la hinchazón. Si crees que la inflamación tiene origen en una articulación lastimada o una enfermedad como la artritis, llena una botella con agua caliente, envuélvela en una toalla y colócala contra la pata hinchada. Ten cuidado de que no esté tan caliente y lo quemes. Si el perro tiene una herida abierta, aplica presión para controlar el sangrado hasta que puedas llevarlo al veterinario. En todos los casos, trata de mantener al perro tranquilo y minimiza el estrés. Si es posible, dale un tranquilizante herbal como el remedio llamado "rescue" (flores de bach), que te ayudará a calmarlo y a reducir su reacción al dolor.

Cuidado veterinario

Lleva al perro al veterinario tan pronto como sea posible, particularmente si está mostrando signos de dolor, enfermedad o pánico. El veterinario examinará la pata y tomará la temperatura del perro y posiblemente le realice exámenes sanguíneos para identificar la causa de la hinchazón. Si el perro cayó o fue arrollado por un auto, dile esto al veterinario para así reducir el dolor e incomodidad que tenga mientras te dan un diagnóstico. Quizá recomiende una cirugía, una terapia física o medicación para tratar la causa de la inflamación.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media