DESCUBRIR
×

Cómo buscar los planos arquitectónicos de tu casa

Actualizado 17 abril, 2017

Un plano arquitectónico es un documento de diseño de ingeniería creado por el arquitecto o diseñador de tu hogar. Tu casa puede tener un plano personalizado o un diseño como plantilla, esto es especialmente seguro si vives en un fraccionamiento. Ya sea que quieras los planos de tu casa con propósitos de remodelar o por interés personal, varias fuentes están disponibles para encontrarlos. Las ubicaciones de estos planos pueden variar por ciudad, pero siempre hay una pista para poder encontrarlos.

Instrucciones

Jupiterimages/Comstock/Getty Images
  1. Ponte en contacto con el arquitecto o con el constructor. Para encontrar esta información, revisa cualquier documento que hayas firmado o recibido cuando compraste la casa, como la escritura o los documentos de hipoteca.

  2. Ponte en contacto con el agente de bienes raíces o con la agencia con la que trabajaste cuando compraste tu casa. La agencia puede tener archivados los planos, especialmente si la casa es nueva, puede saber dónde encontrarlos.

  3. Busca en las bases de datos de registros públicos que algunos estados guardan en línea. Aún si no encuentras tus planos, puedes encontrar pistas de dónde buscarlos.

  4. Ve al departamento de construcción de la ciudad o del municipio donde tienen los permisos de construcción. Algunos planos son registrados con datos de las construcciones. Los constructores de casas deben llenar permisos y otros documentos que tendrán el nombre de los arquitectos o constructores en ellos.

  5. Pregunta si tu biblioteca local guarda los registros arquitectónicos. Si tu casa fue construida antes de 1950 o si tiene un valor histórico, la biblioteca puede conservar los planos en sus archivos.

  6. Llama al inspector de tu casa, al electricista o a cualquiera que conozca la estructura de tu casa. Ellos pueden mantener los planos en sus registros.

  7. Pregunta a los anteriores dueños. Ellos pueden tener una copia de los planos.

Consejos

  • Si tu hogar está en un fraccionamiento, pregunta a tus vecinos si tienen alguna idea. Muchas casas en la zona pudieron haber sido construídas por la misma compañía.
  • Los planos pueden ser registros públicos, pero tendrás qué demostrar la razón para querer verlos o copiarlos. Lleva una prueba de que eres el propietario.