Cómo hacer un camino de entrada seguro de ladrillos

Escrito por aurora lajambre | Traducido por mariana palma
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer un camino de entrada seguro  de ladrillos
Un camino de ladrillos le da un color terroso a la entrada. (Goodshoot/Goodshoot/Getty Images)

Los caminos de entrada de ladrillos le dan un color térreo y un estilo clásico a un jardín frontal. Un camino bien instalado es también lo suficientemente resistente para tolerar el desgaste diario provocado por los vehículos y el clima. Realizar tú mismo la instalación es un trabajo intensivo, pero el resultado puede durar años. La firmeza de tu trabajo dependerá de colocar una base sólida y poner los ladrillos con cuidado.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una cinta métrica
  • Pintura de exterior
  • Una pala
  • Grava de 3/4 pulgada (2 cm)
  • Un pisón
  • Topes para bordes
  • Un martillo
  • Un aireador de césped
  • Arena
  • Un escobillón grande

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Establece los bordes del camino. Decide la forma que tendrá y usa una cinta métrica para medir el ancho. Si es un camino para un solo automóvil, el ancho mínimo es de unos 10 pies (3 m), mientras que un camino para dos automóviles debe tener entre 16 y 24 pies (4,8 a 7,3 m). Usa pintura de exterior para marcar los bordes, agregando 2 pulgadas (5 cm) para los topes.

  2. 2

    Excava el lugar donde harás el camino usando una pala hasta quitar 10 pulgadas (25 cm) de suelo. Realiza una pendiente de 1 pulgada (2,5 cm) cada 4 pies (1,2 m), comenzando desde la parte más cercana a la casa. Esta leve inclinación ayuda a que corra el agua y evita que los paragolpes golpeen el pavimento cuando entran o salen.

  3. 3

    Vuelca grava de 3/4 pulgadas en el lugar excavado y apisónala usando el pisón. Sigue agregando grava y apisonando hasta tener una base de 8 pulgadas (20 cm) de espesor. Los bordes irregulares de estas rocas se calzan entre sí cuando se las apisona, pudiendo absorber tensión sin que se hundan los ladrillos.

  4. 4

    Coloca los topes a lo largo de la base de grava. Instálalos usando un martillo y un aireador de 9 pulgadas (22,5 cm).

  5. 5

    Vuelca arena gruesa sobre la grava para rellenar la superficie y que quede pareja. La capa de arena debe ser de 1 pulgada (2,5 cm) de espesor.

  6. 6

    Coloca los ladrillos comenzando por el centro de uno de los costados y dirigiéndote hacia los extremos. Colócalos lo más juntos posibles para que las uniones no queden separadas. Acomoda cada ladrillo sobre la arena para que quede nivelado con el adyacente. Algunos patrones que pueden usarse para poner los ladrillos son el tipo tejido de cesta, de media cesta y espiguilla.

  7. 7

    Barre la arena del camino y la que queda entre los ladrillos usando un escobillón. Las juntas de arena brindan amortiguación, mantienen quietos a los ladrillos y evita la acumulación de suciedad.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles