Cómo cargar a un bebé para que duerma

Escrito por mayra cabrera
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Introducción
  • Introducción

    Cómo cargar a un bebé para que duerma

    Cuando nace tu bebé, naces tú como mamá o papá. Es relativamente fácil cuando otra persona (personal médico, comadrona o familiar) te da una mano. Pero, ¿qué haces cuando tienes que encargarte tú misma, sobre todo cuando necesitas arrullarlo para dormir? Calma: aquí encontrarás las etapas del sueño de tu bebé para que te sientas tranquila y también algunos consejos sobre cómo cargar a tu bebé para que duerma feliz.

    Técnicas sencillas para hacer dormir a tu bebé. (Polka Dot Images/Polka Dot/Getty Images)

  • 1 / 3

    Debes entender primero a tu bebé: antes de nacer no tenía horarios y para él, ahora todo es nuevo, ya que no diferencia el día de la noche. Efectivamente los recién nacidos duermen mucho, pero atención: no lo hacen de corrido. No es adecuado que un bebé tan pequeño pase más de cuatro horas durmiendo, ya que para sobrevivir necesita ser alimentado continuamente, las 24 horas del día. Con esto en mente, entenderás por qué es vital que se despierte (o que tengas que despertarlo) con cierta frecuencia.

    Entender las necesidades de tu bebé, te ayudará a comprenderlo mejor. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

  • 2 / 3

    La psicóloga española Rosa María Jové, autora del libro "Dormir sin lágrimas", explica que los recién nacidos tienen dos fases de sueño: activo (más adelante llamado REM) y el lento (origen de las otras fases del sueño), lo que significa que todavía no están establecidas sus fases como las de un niño de 5 años o un adulto, que tienen periodos de 8 o más horas de sueño.

    Las fases de sueño de los bebés son diferentes a las de los adultos. (BananaStock/BananaStock/Getty Images)

  • 3 / 3

    Quizá te sorprenda saber que hay varios estudios que señalan que todas las personas, sean bebés, niños o adultos, se despiertan varias veces en la noche, pero ocurre que conforme pasa el tiempo, tú como adulto, por ejemplo, consigues volver a dormirte incluso profundamente sin que previamente te hayas despertado por completo. Así que calma: tu bebé irá creciendo y con el tiempo y los años, tendrá las etapas de sueño de un niño más grande.

    No esperes a que tu bebé duerma de corrido toda la noche. (Photodisc/Photodisc/Getty Images)

  • 1 / 6

    La lactancia es el mejor y más estrecho vínculo entre madre e hijo, por lo que vale mucho la pena hacerlo. Muchas madres que duermen con sus bebés sincronizan su sueño con el de sus pequeños y así todos duermen mejor. Esta es una rutina simple: acomódate en un lugar cómodo, amamanta a tu bebé y cuando deje de succionar, retíralo con cuidado. Levántale un bracito, y si está flácido, ya está profundamente dormido y puedes acostarlo. Haciendo esto, ni siquiera tendrás que pasearlo para que se duerma.

    Un bebé amamantado, duerme mejor. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

  • 2 / 6

    Como explica el pediatra español Carlos González, famoso por sus libros de crianza infantil, tu bebé no te toma el pelo para que lo cargues, sino porque te necesita. Cárgalo boca arriba sin mecerlo demasiado, sobre todo si acaba de comer, con la cabeza un poco más alta que el resto del cuerpo. Camina mientras le cantas o tarareas una canción de cuna. Una variante es colocarlo boca abajo, con la cara hacia el ángulo de tu codo: balancea con movimientos cortos tu brazo y camina. No te limites a tu habitación, puedes caminar por otras zonas de tu casa.

    Coloca a tu bebé boca abajo para ayudarlo a dormir. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

  • 3 / 6

    También puedes colocarlo vertical, recostada su cabeza en tu hombro y masajéale la espalda. Es bien importante que con esta técnica o las anteriores, tú estés relajada: si lo haces de prisa o alterada, también alterarás a tu bebé. Ambos vibran en la misma sintonía, así que inhala y exhala profundamente, lo que hará que tu bebé se relaje. Es mejor que disfrutes el momento: los bebés crecen muy rápido y antes de que te des cuenta, no necesitarás cargarlo para que duerma.

    Si tu bebé es muy pequeño, sujeta siempre su espalda y cabeza cuando lo cargues vertical. (Barbara Penoyar/Photodisc/Getty Images)

  • 4 / 6

    Dale a tu bebé un baño relajante. Prepara agua calentita en su tina y frótalo dándole un suave masaje. Sácalo, sécalo y aplica un poco de aceite de almendras dulces en su cuerpo, dándole un masaje. Vístelo. Aliméntalo mientras lo cargas, para que con tu calor, se sienta abrigado y a gusto. Háblale con voz suave, para que comprenda que es hora de relajarse y dormir. No necesitas mecerlo mucho, ya que el baño relajante habrá hecho la mayor parte del trabajo.

    Baña a tu bebé antes de dormirlo. (Comstock/Comstock/Getty Images)

  • 5 / 6

    Si tu bebé ya está llorando y no se consuela, haz lo siguiente: coloca una mantita en la cama y encima, a tu bebé. Envuélvelo perfectamente, de forma que quede ligeramente ajustado, pero sin incomodarlo. Coloca una mano sosteniendo su nuca y cuello y la otra por debajo, sujetando su cuerpo. Mece rítmicamente tus manos, con movimientos cortos de arriba hacia abajo, al tiempo que acercas tu boca a su oído y haces un sonido de siseo, un poco alto. En breve se calmará, ya que al hacer esto imitas el movimiento intrauterino y los ruidos que escuchaba.

    Siempre levanta a tu bebé cuando te lo pida, especialmente si llora. (Comstock/Comstock/Getty Images)

  • 6 / 6

    Ten cuidado con técnicas que hagan sufrir a tu bebé. Quizá hayas escuchado a otros que te presumen que sus bebés de días de nacido duermen de un tirón toda la noche (y como leíste al inicio, no es verdad) o que encontraron la forma de que duerman (sin que molesten a los adultos). Hace años se hizo famoso un libro llamado "Duérmete niño", que básicamente consiste en "enseñarle" a dormir ignorándolo y dejándolo llorar hasta que se agote. No lo hagas, porque aunque a algunos parezca funcionarles, el bebé sufre enormemente, teniendo repercusiones psicológicas y emocionales de por vida.

    Nunca dejes llorar a tu bebé hasta que duerma: es como si lo abandonaras. (George Marks/Retrofile/Getty Images)

  • Lista de verificación

    Algunos cosas que podrías necesitar

    • Libros sobre el sueño de los bebés
    • Manta pequeña
    • Tina
    • Aceite de almendras dulces

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles