Cómo cerrar una herida en la almohadilla de mi perro

Escrito por kathy mair | Traducido por leticia albarran
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cerrar una herida en la almohadilla de mi perro
Una cortada en la almohadilla de la pata de tu perro puede sangrar mucho. (Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images)

Las almohadillas de las patas de un perro son áreas muy sensibles con una gran cantidad de vasos sanguíneos. Un sangrado abundante puede resultar de una cortada superficial; sin embargo, una cortada en la almohadilla que no es tan profunda, infectada o causada por un objeto extraño incrustado puede tratarse en casa. Una revisión cuidadosa del área es necesaria para determinar la causa y gravedad de la cortada. Si puede tratarse en casa, se necesita un seguimiento cuidadoso para ayudar a que la cortada sane.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Tijeras
  • Jabón o solución salina
  • Gasa
  • Crema con antibiótico
  • Cinta médica

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Inspecciona la pata de tu perro visualmente y con los dedos. Después de ver la almohadilla, recorre tus dedos cautelosamente alrededor de la pata y entre los dedos. Esto revelará la extensión del daño y la presencia de cualquier objeto extraño. Busca signos de dolor en tu perro mientras realizas la revisión

  2. 2

    Corta cualquier pelo que obstruya el acceso a la cortada, teniendo cuidado de evitar el contacto directo con la herida.

  3. 3

    Quita cualquier objeto de la cortada con unas pinzas esterilizadas o con tus manos limpias. Si es algo muy profundo, lleva de inmediato a tu perro con el veterinario.

  4. 4

    Limpia la cortada con jabón antibacterial o una mezcla con la misma cantidad de agua y peróxido de hidrógeno. La solución salina puede rociarse en la herida. No debes frotar la herida cuando estás limpiando ya que puedes causar más sangrado. Acaricia la pata para secar.

  5. 5

    Presiona con una gasa para detener la hemorragia. Una toalla o trapo limpio puede usarse en lugar de la gasa. Sostener la pata afectada hacia arriba también puede controlar el sangrado.

  6. 6

    Cubre una gasa con una capa de crema con antibiótico. Coloca la gasa sobre la cortada y sujétala con la cinta médica alrededor de la pata hasta una o dos pulgadas (de 2.5 a 5 cm) arriba de la pierna.

  7. 7

    Envuelve con más gaza o vendaje de algodón la pata del perro y varias pulgadas (centímetros) hacia arriba de la pierna. Asegura el vendaje con más cinta médica. Este vendaje ayuda a proteger la almohadilla de la extensión-- y se abra de nuevo la herida-- cada vez que tu perro da un paso.

  8. 8

    Cambia la gasa y el vendaje cada día o cada dos para mantener la herida limpia y libre de infección. Los perros sudan a través de las almohadillas de sus patas y los vendajes mojados pueden evitar la curación y resultar en infecciones.

Consejos y advertencias

  • Utiliza cualquier cinta adhesiva si no cuentas con cinta médica.
  • Cubre el vendaje con plástico o cinta adhesiva para proteger el vendaje y la herida de la lluvia u otra humedad del exterior.
  • Si el sangrado no para después de 5 minutos, o si la herida es profunda, lleva de inmediato a tu perro con el veterinario.
  • Revisa la pierna y la pata de tu perro de inflamación, enfriamiento o dolor. Estas son indicaciones de que el vendaje está muy ajustado y corta la circulación.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles