Infección en las almohadillas de las patas de los perros

Escrito por jennifer gittins | Traducido por mayra cabrera
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Infección en las almohadillas de las patas de los perros
Las almohadillas de las patas pueden desarrollar infecciones fúngicas y bacterianas. (Une patte sur le parquet image by MaxLeMans from Fotolia.com)

Así como los pies humanos son proclives a desarrollar varias infecciones, las almohadillas de las patas de los perros también son vulnerables a infecciones. Las infecciones de las almohadillas de las patas pueden empeorar o difundirse si no son tratadas. Por lo tanto, es importante para los dueños revisar regularmente las patas de sus perros y reportar cualquier problema a sus veterinarios.

Otras personas están leyendo

Causas de infecciones en patas caninas

La actividad básica de cada día puede conducir a una infección en la almohadilla de la pata de un perro. Esto es debido a que el perro entra en contacto con una gran cantidad de gérmenes, tanto de bacterias y hongos, que pueden conducir a una infección. Además, el contacto de las almohadillas de las patas con las heces de otros perros o animales puede conducir a infecciones virales o parasitarias que entran a través de un corte en la almohadilla de la pata.

Tipos de infecciones

Hay dos tipos comunes de infecciones en la almohadilla de la pata: bacterianas y fúngicas. Si bien es posible que un virus o un parásito entre en el cuerpo a través de la almohadilla de la pata, la infección que se produce por lo general no afecta directamente a la almohadilla de la pata. En cambio, esta se infecta con bacterias u hongos que entraron a través de la misma herida. La levadura es sólo un tipo de hongo que pueden infectar la pata y hay una gran cantidad de bacterias que pueden causar una infección.

Síntomas

A menudo, los signos de que hay un problema en las patas de tu perro son fáciles de reconocer. Los perros con una infección en la almohadilla de la pata, especialmente una producida a raíz de una lesión, puede ocasionar cojera o apoyar una pata por encima de la otra. Las infecciones por hongos y las infecciones bacterianas pueden producir deformidades visibles como cicatrices, manchas en las almohadillas o pus. La almohadilla de la pata afectada puede tener una apariencia enrojecida o puede estar hinchada. El perro puede mostrar varios otros síntomas como gemidos al caminar, mordisquearse la pata o negarse a caminar debido al dolor de la infección.

Diagnóstico

Al igual que con cualquier otra enfermedad, el perro puede ser sometido a varias pruebas antes de que el veterinario pueda llegar a un diagnóstico definitivo. Específicamente para una infección en la almohadilla de la pata, el veterinario examinará la pata y puede optar por tomar una muestra y realizar un cultivo para determinar el tipo de infección que presenta. En algunas regiones donde los hongos son un problema, como la blastomicosis, el veterinario puede elegir realizar pruebas de sangre adicionales para determinar si un hongo entró a través de la almohadilla de la pata y causó una infección más generalizada.

Tratamiento

Una vez que el tipo de infección se ha identificado, el perro puede requerir ya sea un antibiótico o un antimicótico. Para cualquiera de estas situaciones, puede haber medicamentos tópicos y orales que tendrán que ser suministrados. La duración del tratamiento puede variar desde unos pocos días a varias semanas, dependiendo de la gravedad y tipo de infección presente. En el caso de que se haya producido una infección más grave debido a que entró a través de la pata, como a veces ocurre con la blastomicosis, entonces pueden ser necesarios tratamientos más agresivos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles