Lifestyle

Cinco dilemas éticos que enfrentan los empleados en una denuncia

Escrito por marianne luke | Traducido por karen angelica malagon espinosa
Cinco dilemas éticos que enfrentan los empleados en una denuncia

La denuncia puede ayudar y lastimar a ambas partes de la empresa.

Barbara Penoyar/Photodisc/Getty Images

¿Alguna vez has encontrado a un empleado o a un director actuando en contra de alguna política de la empresa? Muchos empleados que ven alguna acción ilegal contra su empresa por parte de algún empleado o algún personal administrativo de alto rango luchan con la decisión de poner una denuncia, lo que significa que tienes que hablar con la gente de altos cargos o ignorar la acción y seguir siendo popular con un director o con el resto de los empleados. Debido a esta encrucijada ética, muchos empleados observan la mala conducta sin decir nada. Mientras que la denuncia pueda mejorar la forma en la que trabajen los empleados, también puede dañar la reputación del denunciante entre los otros empleados y los directores que puedan pensar que exageró sus límites y etiquetarlo como chismoso.

Desaprobación del director en cuanto a la denuncia

Un estudio de John P. Keenan encontró que tanto el empleador como los empleados son empáticos para los denunciantes; los empleados de más bajo nivel tienden a ser mucho más empáticos que los adiministrativos de altos cargos (véase Referencia 1). Algunos directores sienten que las denuncias quiebran la jerarquía de la potencia en una empresa y que un empleado de más bajo nivel no debe ser entrometerse en las decisiones administrativas. Por ejemplo, si el patrón de un empleado estaba haciendo tratos turbios, es más probable que el empleado no lo discuta debido a la jerarquía. Mientras que muchos estados han estado trabajando en las leyes de protección de la denuncia, los empleados que teman una retribución o la pérdida de sus empleos tienden a ver la mala conducta de la administración más alta y la dejan pasar.

Desaprobación de los compañeros de trabajo en cuanto a la denuncia

Otro motivo por el que un empleado pueda decidir abstenerse de poner una denuncia es debido a la posible desaprobación de los compañeros de trabajo. Ya que los compañeros de trabajo se comunican diario, tienden a formar lealtades y se limitarán a la confianza del resto de los compañeros de trabajo. Cuando un empleado se muestra como un denunciante, si un compañero de trabajo es castigado o despedido debido a esto, el denunciante pierde la confianza de los compañeros de trabajo y sentirse traicionados, pensar que el denunciante esté tratando de que los demás sean despedidos o incluso pensar en que el denunciante esté tratando de quedar mejor que con el resto de los compañeros para obtener un ascenso. Muchos de los empleados evitan al denunciante para mantener las lealtades y la confianza de la comunidad con el resto de los compañeros de trabajo.

Afectar la personalidad del empleado

Si la mala conducta del empleado o del cargo administrativo superior está afectando de forma personal al empleado o interfiriendo en su trabajo, él tiene una posibilidad más alta de denunciar en lugar de que la mala conducta afecte a alguien más. Esto es porque quiere ser capaz de compartir su trabajo y su buena apariencia con la persona del cargo administrativo superior. Si un empleado o un director estaba interfiriendo con tu trabajo, puede racionalizarlo que parezca algo malo para no hacer su trabajo en caso de que deje que la mala conducta se ignore que luzca mejor que un empleado en caso de que le diga a otro director por qué está teniendo problemas con su trabajo.

Lealtad a la empresa

La forma en la que se sienta un empleado en su empresa también afectará su oportunidad de denunciar o mantenerse callado. Si el empleado se siente marginado o distanciado de la empresa, se sentirá menos inclinado a ayudar a arreglar el protocolo de la empresa y más inclinado a cuidarse a sí mismo. Es posible que tenga una actitud de que se "interese en sus propios asuntos". Por otro lado, un empleado que sienta que es legítimo y una parte importante de la empresa, a menudo sentirá más lealtad y se sentirá más inclinado a denunciar, una sensación cuya responsabilidad es la de mantener el negocio limpio y con buena reputación.

Evidencia contra el malhechor

Por último, un indicador de si un empleado se siente cómodo o incómodo poniendo una denuncia tiene que ver con la cantidad de evidencia que el empleado tenga en contra del perpetrador. Si tiene evidencia legítima que compruebe que un empleado o un director cometió un crimen contra la empresa, es más probable que presente la denuncia. Sin embargo, si está enterado de la falta a la empresa pero siente que no tiene las pruebas necesarias, a menudo se quedará callado. No querrá que acusen a alguien de forma falsa o acusar a alguien de forma correcta, teniendo en desacuerdo del director en base a su falta de evidencia, ya que puede lastimar su credibilidad.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media