Cómo comenzar una escuela de cocina

Escrito por tammy dray | Traducido por paulina illanes amenábar
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo comenzar una escuela de cocina
¡Comienza tu propia escuela de cocina!

Una escuela de cocina es un gran negocio pequeño que se ha vuelto cada vez más popular en la última década. Esto se debe en parte al deseo de muchos de aprender a hacer sus propias comidas, pero también porque la gente está buscando comer más sano y ahorrar dinero. Cuando se planifica una escuela de cocina, es importante tener en cuenta las medidas prácticas necesarias para pasar a través del proceso sin dolor y tan rápidamente como sea posible.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Considera tomar una clase, tales como las ofrecidas por la Asociación Internacional de Profesionales Culinarios. También puedes encontrar clases de cómo enseñar a cocinar en las universidades locales, centros de educación para adultos e incluso en línea. Si tienes poca experiencia con la cocina, es posible que desees tomar algunas clases adicionales o incluso obtener un título en artes culinarias. Por otro lado, si necesitas ayuda con el aspecto comercial de las cosas, considera tomar una clase sobre cómo iniciar tu propia empresa o de finanzas generales.

  2. 2

    Comienza con algo pequeño. En lugar de establecer una escuela de gran escala, considera la enseñanza de algunas clases en centros comunitarios locales de educación, universidades locales e incluso tiendas y cafeterías. También puedes organizar clases a distancia, donde se enseñe a los estudiantes virtuales cómo empezar en un campo específico, como la preparación de postres, cocinar para los días de fiesta o hacer sopas.

  3. 3

    Reúne todo el equipo necesario. Incluso si alquilas el espacio, puede que tengas que llevar tus propios utensilios de cocina para usarlos con los estudiantes. Esto significa comprar batidoras de tamaño industrial, ollas y vajilla, así como artículos concretos necesarios para el tipo de alimentos que prepares con tus estudiantes. Por ejemplo, una clase de cocina asiática con toda seguridad requerirá un wok y tal vez una olla de arroz.

  4. 4

    Averigua si necesitas permisos o licencias de negocios en tu área. Esto varía según el estado, e incluso según la ciudad, por lo que deberás ponerte en contacto con la oficina local de Administración de Pequeños Negocios y solicitar más detalles. Si estás planeando en realidad la preparación de alimentos, en lugar de simplemente explicar el proceso, es posible que necesites acceso a una cocina profesional. En lugar de preparar la tuya propia, puede que tenga más sentido alquilar una por horas, en momentos en que un café o restaurante local no está disponible.

  5. 5

    Decide sobre un tipo de escuela de cocina. A menos que tengas un grupo grande de empleados que trabajen y enseñen por ti, puede tener sentido apegarse a un nicho de mercado. Ya sea que enseñes cocina vegetariana, la preparación de comidas regionales o cocina internacional (cualquier cosa de la japonesa a la mexicana), especializarte te ayudará a ganar una reputación en el campo y hará que sea más fácil hacer publicidad y llegar a los futuros estudiantes.

Consejos y advertencias

  • En algunos estados, es posible operar una escuela de cocina en tu propia casa.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles