Cómo conducir un bonsai de cheflera enana

Escrito por charmayne smith | Traducido por mariana palma
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo conducir un bonsai de cheflera enana
Cheflera (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

La cheflera (Schefflera arboricola) es una planta tropical perennifolia nativa de Taiwán. Produce hojas de color verde intenso y brillante, con un canopeo con forma de paraguas y crece como arbusto de un solo tallo o varios. La Schefflera arboricola se adapta bien a macetas y a ambientes de interior y adopta naturalmente un tamaño enano cuando crece en estas condiciones. Aún así, una chefera saludable crece vigorosamente, por lo que debes podarla regularmente durante toda la estación de crecimiento no sólo para que se desarrolle sino también para mantener y controlar su forma.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una maceta
  • Tierra
  • Tijeras de podar
  • Tijeras para bonsai

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Poda y trasplanta el bonsai de cheflera año por medio. Hazlo a fines de invierno o principios de primavera, antes de que empiece la estación de crecimiento. Elimina las ramas muertas y en mal estado usando tijeras de podar afiladas y desinfectadas. Poda las ramas que crecen vigorosamente para darle forma al árbol. Identifica qué forma quieres darle, pero deja que la planta también decida hacia dónde quiere crecer, ya que es difícil conducirla.

  2. 2

    Mantén la cheflera en una maceta poco profunda y bien drenada que tenga un suelo franco y rico en nutrientes. Elige un contenedor con una profundidad equivalente al diámetro del tronco y de un ancho que represente 2/3 de la altura del bonsai. Cubre el tercio inferior de la maceta con una capa de marga fresca.

  3. 3

    Retira a la planta de su maceta y apóyala suavemente sobre una superficie limpia y plana. Revisa las raíces cuidadosamente y quita el exceso de tierra de las mimas. Corta las raíces marchitas y muertas usando tijeras afiladas y desinfectadas. Corta los extremos de todo el sistema radicular. Coloca tu bonsai recientemente podado en la nueva maceta preparada y termina de llenarla con tierra.

  4. 4

    Riega la cheflera profundamente después de trasplantarla usando agua tibia. Vuélcala en forma pareja al nivel del suelo hasta que el exceso de agua salga por los orificios de drenaje. Riega la planta según la necesidad para mantener el suelo húmedo pero no saturado, dejando que se seque levemente entre riegos.

  5. 5

    Deja que la planta crezca entre poda y poda. Córtala tan a menudo como sea necesario durante la estación de crecimiento para mantener su forma, pero deja siempre que ocurra crecimiento entre cada corte para no afectarlo. Ralea el interior del follaje para reducir el riesgo de enfermedades foliares y fúngicas.

  6. 6

    Defolia la cheflera a fines de invierno para reducir el tamaño de las hojas. Usa tijeras para bonsai que sean afiladas y estén desinfectadas para cortar las ramitas. Realiza este trabajo un mes antes del trasplante. Completa el proceso de defoliación todos los años hasta que las hojas alcancen el tamaño deseado.

  7. 7

    Realiza una poda intensa en cada estación de crecimiento. Corta las ramas muertas o enfermas de la misma forma en que lo hiciste durante la época de trasplante y poda. Reduce el tamaño de las ramas sanas para desarrollar la forma del árbol. Hazlo gradualmente durante varias estaciones de crecimiento y, además, debes estar dispuesto a negociar con el crecimiento vigoroso de esta especie.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles