Cómo construir celdas solares en casa

Escrito por edwin thomas | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

La mayoría de las celdas solares se hacen utilizando silicatos, y estas celdas solares industriales son indudablemente las más eficientes. Sin embargo, se puede construir celdas solares caseras casi en cualquier cocina con una estufa eléctrica y ocupando sólo algunas herramientas básicas. Estas celdas tienen una salida de energía limitada pero son excelentes para tareas que demanden poca energía o para un proyecto de ciencias.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Tijeras de chapa
  • Láminas de cobre lisas
  • Tenazas de metal
  • Un calientaplatos eléctrico
  • Un raspador de plástico
  • Clips de caimanes eléctricos con cables
  • Un frasco de plástico o de plástico grueso con una boca amplia
  • Sal

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Utiliza las tijeras de metal para recortar un cuadrado de la lámina de cobre. Este cuadrado debe ser más o menos del mismo tamaño que la bobina del calientaplatos eléctrico.

  2. 2

    Enciende el quemador del calientaplatos y ponlo en la máxima potencia. Pon el cuadrado de cobre sobre el quemador y déjalo ahí por al menos media hora. El cobre caliente reaccionará para formar óxido cúprico negro en su superficie.

  3. 3

    Enciende el calentador y deja que el cobre se enfría por un mínimo de 20 minutos.

  4. 4

    Utiliza las tenazas para quitar la lámina de cobre al principio, ya que el óxido de la superficie y la lámina pueden enfriarse a ritmos diferentes. Esto puede ser engañoso, y debes tener cuidado al manejarlo para evitar quemarte.

  5. 5

    Toma el raspador de plástico y con cuidado quita el óxido negro. Utiliza fuerza mínima para evitar quitar los depósitos de óxido rojo que puedan haberse formado. Lo que quieres es guardar el óxido rojo y deshacerte del negro.

  6. 6

    Repite el Paso 1 para crear una lámina de cobre fresca.

  7. 7

    Inserta las láminas en un frasco de vidrio o de plástico grueso con una boca amplia. Debes elegir este frasco teniendo en cuenta la escala de tu panel solar casero. Las láminas deben doblarse para ajustarse a la curva de la pared del frasco, lo que será fácil, ya que las láminas de cobre son muy maleables.

  8. 8

    Acomoda las láminas para que no se toquen, para evitar un corto circuito.

  9. 9

    Sujeta el clip de caimán negativo (usualmente el negro) a la lámina "quemada", y el clip positivo (usualmente el rojo) a la placa limpia de cobre.

  10. 10

    Mezcla agua con sal. Quieres que el agua esté saturada, así que sigue agregando sal hasta que deje de disolverse.

  11. 11

    Llena el frasco con agua salada. Esto puede ser sólo un par de pulgadas para cubrir el fondo, a la mitad o casi hasta arriba. Lo importante es que las láminas de cobre estén en contacto con el agua salada pero no los clips de caimán.

  12. 12

    Conecta los cables de los clips de caimán ya sea a un cargador de corriente o a un dispositivo compatible con corriente continua. Las dos láminas de cobre reaccionarán segundos después de ponerse en contacto con la luz solar y el agua salada.

Consejos y advertencias

  • La salida de electricidad depende del tamaño de la unidad. Una unidad solar de este tipo construida alrededor de un frasco estándar para conservas debe proporcionar suficiente corriente para una bombilla pequeña (10 a 15 watts). Un frasco más grande en el que se puedan meter láminas más grandes producirá más corriente. Si tu unidad no está teniendo el desempeño esperado, probablemente es porque la lámina de cobre "quemado" no formó suficiente óxido rojo. Puedes quemarla de nuevo o hacer otra.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles