DESCUBRIR
×

Cómo construir tu propia fuente de rocas en el patio

Actualizado 20 julio, 2017

Las fuentes al aire libre brindan al jardín una pacífica calma a la vez que le agregan un toque único. El agua burbujea en la parte superior de estas fuentes y baja por la cascada a una pila de rocas. Esta fuente de rocas tiene un cuenco escondido que está enterrado para que parezca que el agua sale de la pila de rocas naturalmente. Puedes acomodar las rocas de la manera que desees y es seguro que esta fuente traerá paz y serenidad a tu jardín.

Instrucciones

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

    Instrucciones

  1. Elige un recipiente para almacenaje que contenga al menos 5 galones (19 litros) de agua. Cava un hoyo en el lugar donde deseas tu fuente de rocas. Haz el hoyo 2 pulgadas (5 cm) más profundo que el recipiente y del mismo ancho. Verifica que la parte inferior y los lados estén a nivel.

    Jupiterimages/Photos.com/Getty Images
  2. Vierte 2 pulgadas (5 cm) de grava para drenaje en la parte inferior del hoyo. Coloca el recipiente sobre a grava hasta que quede nivelado por completo.

    Jupiterimages/Photos.com/Getty Images
  3. Cava una zanja angosta desde el agujero hasta el interruptor con detección de falla a tierra (GFCI) exterior para esconder los cables de la bomba. Corta un trozo del conducto de PVC de 1 pulgada (2,54 cm) y la misma longitud que la zanja. Jala el cable de la bomba a través del conducto pasando un cordón que lo atraviese. Anuda un extremo del cordón al cable. Jala del otro extremo del cordón para que salga el cable del conducto. Cubre el conducto con tierra hasta llenar la zanja.

    Jupiterimages/BananaStock/Getty Images
  4. Ubica la bomba dentro del recipiente de manera que quede centrada. Coloca la tela metálica sobre el recipiente. Utiliza el marcador para marcar la ubicación de la válvula de la bomba y de los cables sobre la tela. Luego quita la tela.

    Stockbyte/Stockbyte/Getty Images
  5. Cala con el alicate un hoyo de 1 pulgada (2,54 cm) en la tela metálica, en la marca de la válvula de la bomba. Cala en la tela un área de revisión para que puedas quitar la bomba si fuera necesario , cortando una tapa en la tela metálica donde marcaste los cables de la bomba.

    Hemera Technologies/Photos.com/Getty Images
  6. Corta 4 pulgadas (10 cm) de la tubería de cobre con el cortador de caños. Toma la válvula de escape y gira los conectores de compresión en sentido contrario a las agujas del reloj para desenroscarlos de la válvula de escape. Pasa la parte larga de la tubería a través de la tuerca de la válvula, el aro de bronce y luego la válvula de escape. Ajusta a mano la tuerca de la válvula de escape para conectarle la tubería. Del mismo modo, conecta la sección de tubería de 4 pulgadas (10 cm) al otro extremo de la válvula.

    Thinkstock/Comstock/Getty Images
  7. Sujeta el adaptador hembra de compresión de 1/2 por 1/2 pulgada (1,27 por 1,27 cm) a la válvula de la bomba y coloca la válvula en el extremo del adaptador que pasaste. Ubica los terminales de los adaptadores de compresión y los conectas a la tubería de 4 pulgadas (10 cm) corriendo la tuerca y el aro sobre la tubería. Ajusta los conectores de comprensión para unir la tubería de 4 pulgadas (10 cm) a la bomba.

    Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images
  8. Cubre la parte inferior del recipiente con una capa de grava para drenaje. Ubica la bomba sobre la grava de tal modo que la tubería se levante. Coloca la tela metálica sobre el recipiente y pasa la tubería por el hoyo de la tela.

    Jupiterimages/Photos.com/Getty Images
  9. Instala cuatro tablones de madera en forma vertical sobre la tela y que la madera sobresalga 2 pulgadas (5 cm) Si es necesario corta la madera con una sierra meda.

    Hemera Technologies/Photos.com/Getty Images
  10. Elige las piedras que apilarás sobre otras para armar tu fuente. Apila una piedra sobre otra para crear el diseño que te más te agrade. Desmonta las piedras de a una por vez y márcalas en la parte posterior con el orden en que las habías apilado.

    Jupiterimages/Photos.com/Getty Images
  11. Coloca las piedras en el piso. Taladra hoyos que atraviesen el entro de las piedras usando una broca para mampostería de 5/8 pulgadas (1,58 cm). Enfría las piedras y la broca con agua mientras taladras.

    Photos.com/Photos.com/Getty Images
  12. Apila las piedras en la parte superior dela fuente de manera que la tubería atraviese las piedras. Marca la altura de la última piedra en la tubería. Quita esa piedra y corta la tubería 1/4 de pulgada (0,6 cm) por debajo de la marca. Coloca nuevamente la piedra en su lugar.

    Jupiterimages/Photos.com/Getty Images
  13. Abre la válvula y llena el recipiente con agua hasta al menos 5 pulgadas (13 cm) por sobre la bomba. Acomoda las piedras de río pequeñas o los adoquines alrededor y en la parte superior de la tela metálica para ocultarla. Agrega algunos accesorios decorativos como bambú, estatuas o plantas alrededor de la fuente. Enchufa la bomba en la GCFI exterior y deja que el agua baje por la cascada de tu fuente de rocas.

    Andrea Chu/Photodisc/Getty Images

Necesitarás

  • Recipiente para almacenaje
  • Pala
  • Cinta métrica
  • Nivel
  • Grava para drenaje
  • Conducto de PVC de 1 pulgada (2,54 cm)
  • Cuerda
  • Bomba sumergible para estanque de 250 galones (947,5 litros) por hora
  • Tela metálica enmarcada
  • Marcador
  • Alicate
  • Cortador de tubos
  • Tubería de cobre de 1/2 pulgada (1,27 cm), 2 pies (61 cm) más larga que el alto deseado de la fuente
  • Válvula de escape de 1/2 pulgada (1,27 cm)
  • Adaptador hembra de compresión de 1/2 por 1/2 pulgadas (1,27 por 1,27 cm)
  • Tablones de madera
  • Sierra de mesa
  • Piedras
  • Taladro
  • Brocas de taladro para mampostería de 5/8 pulgadas (1,58 cm)
  • Piedras de río pequeñas o adoquines
  • Elementos decorativos