Cómo convertir leche en polvo en leche líquida

Escrito por lane cummings
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

La leche en polvo puede guardarse sin refrigeración hasta que la conviertas en leche líquida, y su costo es más o menos la mitad del de la leche líquida. Convertir leche en polvo en leche líquida es un proceso sencillo.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 3 tazas y 3/4 de agua
  • 1 taza y 1/3 de leche en polvo
  • Un jarro con tapa
  • Un cucharón con mango largo
  • Un refrigerador

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Llena el jarro con 2 tazas de agua. Agrega 1 taza y 1/3 de leche en polvo. Revuelve vigorosamente hasta que todo el polvo se disuelva. Agrega el resto del agua y revuelve de nuevo. Refrigera hasta que esté fría.

  2. 2

    Revuelve la leche de nuevo, déjala reposar y entonces revuelve de nuevo. La proteína en la leche se combina más eficazmente si la dejas reposar un rato antes de mezclar de nuevo. Puedes usar la leche inmediatamente después de mezclarla, pero tiene mejor sabor después de cuatro horas de estar enfriándose.

  3. 3

    Guarda tu leche en un refrigerador y revuelve vigorosamente cada vez antes de usarla. Algunas marcas de leche en polvo tienden a hundirse al fondo del jarro al dejarlo dentro del refrigerador. Si no revuelves la leche, terminarás con una bebida aguada.

Consejos y advertencias

  • La leche en polvo se mezcla mejor con agua fría.
  • Agrega un par de gotas de extracto de vainilla o un par de cucharas de azúcar para endulzar la leche y enriquecer su sabor. Lo dulce ayuda a la gente a acostumbrarse al sabor de la leche en polvo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles