Crema perfumada hecha en casa

Escrito por jane peterson | Traducido por karly silva
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Crema perfumada hecha en casa
Encuentra el aroma que realmente dice quién eres. (Digital Vision./Photodisc/Getty Images)

Hacer tu propia crema perfumada en casa te permitirá crear un perfume con un aroma único y a un precio accesible. Siempre utiliza ingredientes de buena calidad para tu perfume casero y date el tiempo necesario para experimentar con distintos aceites esenciales y mezclas de aceites hasta que encuentres el aroma perfecto que realmente dice quién eres.

Otras personas están leyendo

Ingredientes

El aceite de base será la parte líquida en la receta de tu crema. Existen docenas de diferentes tipos de aceites base que puedes elegir para hacer tu crema casera perfumada. Sin importar cuál escojas, asegúrate de que se trate de un aceite orgánico frío o prensado por expulsor. Algunos aceites que quizás quieras incluir en tu crema perfumada son: aceite de almendra, aceite de semilla de uva, aceite de jojoba, aceite de oliva, aceite de semilla de granada (pomegranate) y aceite de semilla de rosas de mosqueta. Puedes encontrar estos aceites puros en tu tienda local de alimentos naturales o en tiendas de Internet.

La cera añadirá la consistencia cremosa a la mezcla y servirá para impedir que los componentes de la esencia se evaporen de la piel. Puedes usar cera de abeja, cera de candelilla o cera natural emulsificante. Todas estas ceras son apropiadas para uso cosmético y para ser aplicadas en la piel. Puedes comprárselas a proveedores y menudistas de Internet.

Los aceites esenciales le darán el aroma a tu crema. Utiliza aceites esenciales puros de uso terapéutico, ya que su aplicación en la piel es segura después de que se diluyen. Si buscas un aroma penetrante y sensual, mezcla aceites especiados y orientales como el de nuez moscada (nutmeg), pachulí o incienso; si lo que quieres es un perfume ligero y energizante, utiliza aceites florales o cítricos como el de jazmín, lavanda o naranja. Recuerda que los aceites de nota alta (como el de limón, bergamota o nerolí) se evaporan con facilidad, mientras que los aceites de nota baja (como el de jazmín, mirra o rosas) se evaporan muy lentamente y tienden a suprimir o tener mayor presencia que otros aromas dentro del perfume.

Hacer la crema

Para hacer la crema, utiliza un cuenco pequeño que puedas poner sobre la hornilla de la estufa. Esteriliza en agua hervida todos los materiales que vayas a utilizar, como cucharas de medir, el cuenco de aluminio (o de otro material apto) y el batidor (o "agitador").

La proporción de los ingredientes que debes usar para fabricar tu crema es 2 partes de aceite de base para 1 parte de cera. Por ejemplo, dos cucharadas cafeteras de aceite por cada cucharada de cera. Derrite la cera y el aceite juntos en el cuenco, a flama baja, y utiliza el batidor para mezclar frecuentemente hasta incorporar los ingredientes. Cuando la cera se haya derretido por completo y la mezcla sea uniforme, retira el cuenco del calor.

Continúa batiendo la mezcla y, conforme se enfríe, añade los aceites esenciales. Bastará con usar seis gotas de estos aceites. No necesitas una cantidad mayor a menos que vayas a fabricar muchísima crema perfumada. Sigue batiendo la mezcla con tu batidor. Conforme se enfríe adquirirá la consistencia cremosa. Coloca el perfume en un contenedor hermético como una lata o un tarro pequeño de vidrio, y consérvalo en un sitio oscuro y fresco.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles