DESCUBRIR
×

Cualidades de un modelo a seguir

Actualizado 17 abril, 2017

Un modelo a seguir es una persona que los demás ven con grandeza y admiran. Un modelo es fuente de inspiración y motivación para buscar logros. Los modelos de conducta envían mensajes acerca de sus creencias por lo que hacen y dicen. Estas son algunas de las características de los modelos positivos.

sister with brother image by Marzanna Syncerz from Fotolia.com

Autoestima

Un modelo a seguir es seguro de sí mismo y feliz con lo que es. Si un modelo muestra que tiene autoestima, los que lo miran con admiración también lo harán. Un modelo muestra un camino de independencia demostrando que no tiene por qué seguir las tendencias actuales. Los modelos confían en ser ellos mismos. Ellos están orgullosos de lo que son, sin ser arrogantes.

Manejar el estrés positivamente

Ser humano significa tener que lidiar constantemente con el estrés y superar los obstáculos. Un modelo es un buen ejemplo de cómo manejar la presión. Los atletas modelo pueden manejar el estrés y pueden ir a través cuando la presión está encendida. Si bien no pueden ganar todos los juegos, cuando fracasan en su intento aprenden de sus errores.

Los modelos a seguir son dignos de confianza

La honradez es otra de las cualidades de un buen modelo a seguir. Un modelo es honesto y no miente. Un modelo posee integridad y hace lo correcto aun cuando nadie está mirando o no recibe reconocimiento por su acto.

Perseverancia

Un buen modelo también hace lo que dice. Un modelo cumple con sus promesas y siempre se puede contar con el, incluso cuando se siente abrumado y quiere abandonar. La perseverancia es una característica clave. Los modelos de conducta demuestran que si trabaja duro puede lograr cosas, entonces los demás también pueden hacerlo. Te dan sueños y metas para aspirar.

Respeto por los demás

La forma de cómo tratas a los demás dice mucho de quién eres. Un buen modelo de conducta escucha a los demás y también considera puntos de vista opuestos. Trata a los demás como él desearía ser tratado y considerado por los demás. Al cometer errores, un modelo a seguir no echa la culpa a los demás, porque reconoce que tiene sus propios defectos.