El cuidado de los niños cuando tu no puedes estar ahí

Escrito por shannon philpott Google | Traducido por vanina frickel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail

Lo que los padres deben saber al seleccionar una guardería

El cuidado de los niños cuando tu no puedes estar ahí
Encontrar el cuidador adecuado para tu hijo es esencial. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Debemos poner el cuidado en primer lugar. Necesitamos valorar la intervención humana para que un niño se sienta seguro.

— Sue Palmer, autora de ""Detoxing Childhood: What Parents Need to Know to Raise Happy, Successful Children" (La infancia desintoxicada: Lo que los padres deben saber para criar niños felices y exitosos)

Julie Wells, una madre de dos hijos de San Luis, quitó al hijo de una guardería cuando los funcionarios le daban de comer bocadillos elaborados con productos de maní a pesar de su alergia a los cacahuetes. "Ellos sabían acerca de su alergia, e incluso le enviaba sus propios bocadillos," relata Wells. "Pero eran demasiado perezosos como para sacarlos". Por desgracia, la historia de Wells no es única. Las guarderías desastrosas pueden perseguir hasta los padres más cuidadosos. Algo a lo que Brandy Hamann puede atestiguar. Hamann, directora del Centro de Aprendizaje de Lilypad en Collinsville, Illinois, y madre de tres hijos, decidió abrir su propio centro después de escuchar muchas historias de horror. Una madre le dijo que un centro no estaba dando de comer a su hijo porciones adecuadas. Otra se quejó de los cambios irregulares de pañal, Hamann recuerda. "Un niño de 18 meses de edad, fue expulsado de una guardería porque estaba mordiendo", dijo, "A pesar de que no queremos que los niños muerdan, como proveedores de cuidado infantil tenemos que darnos cuenta de que esto es natural y normal: tienes que encontrar una manera de ayudar al niño a buscar otra manera de expresarse". Pero el cuidado infantil fuera del hogar es a menudo una opción inevitable cuando el trabajo y las responsabilidades financieras se avecinan. Aunque el peor de los casos, o incluso simplemente malos casos, abundan, existen un montón de opciones seguras. Para encontrar opciones adecuadas para tu niño, le tocaría a los padres profundizar en las prácticas de las guarderías locales, tomar las precauciones de seguridad, preguntar a sus amigos para obtener sugerencias y confiar en su intuición.

Evaluación de tu Niño

De acuerdo con Sue Palmer, autora de "Detoxing Childhood: What Parents Need to Know to Raise Happy, Successful Children", evaluar las necesidades de tu hijo incluye hacer una evaluación a nivel educativo, sociales y de bienestar emocional.

"Hay que poner el cuidado en primer lugar," insiste. "Necesitamos evaluar el factor humano para hacer que un niño se sienta seguro."

Para ello, los padres deben primero determinar cómo aprende su niño. ¿Aprende bien con efectos visuales, tales como tarjetas de memoria, juegos de roles y actividades prácticas? Hamann sugiere que los padres se fijen bien en el currículum de la guardería para determinar si se ajusta al estilo de aprendizaje del niño. Y ¿Las lecciones son apropiadas para la edad?

Los primeros estándares de aprendizaje varían según el estado, de acuerdo con el Centro de Información Nacional de Atención Infantil, que mantiene una base de datos de guías de aprendizaje de cada estado. En Alabama, por ejemplo, las primeras pautas de aprendizaje recomiendan que los recién nacidos (desde el nacimiento hasta los 12 meses), sean alentados a expresar sonidos y gritos, y explorar los dedos de las manos y de los pies supervisándolos el tiempo suficiente. Los niños pequeños necesitan actividades que fomenten la curiosidad y el interés. Los niños deben tener actividades que los estimulen a describir sonidos, nombres, cosas y personas, mientras que los niños de 2 y 3 años deben participar activamente en actividades que fomenten la autosuficiencia, como lavarse las manos, vestirse y usar utensilios. En Illinois, Hamann hacía que los niños de 2 años de edad trabajen con letras y reconozcan sus nombres, mientras que los de 3 años de edad tenían una pista decididamente más avanzada: Trabajaban en actividades temáticas que referían a los meses negros de la historia.

Los padres pueden solicitar un plan de lecciones detallado para asegurarse de que la guardería cumplirá con las necesidades educativas de sus hijos. ¿Se realizan informes de conducta y progreso o evaluaciones del aprendizaje semanales, mensuales o anuales? ¿En qué tipo de proyectos de aprendizaje participan los niños con regularidad?

Estas preguntas son importantes, pero los fundamentos generales de aprendizaje deben en algún sentido dar paso a las necesidades emocionales de un niño particular. Por lo tanto, la búsqueda de una atención de calidad significa también, entender cómo le gusta ser nutrido a tu hijo. ¿Tu hijo necesita abrazos y una crianza expresiva para sentirse seguro cuando esté lejos de ti? Los niños suelen necesitar una conexión emocional con los maestros y proveedores de cuidado para sentirse seguros en un entorno de cuidado diurno, dijo Hamann, poniendo énfasis en la gente, no sólo en las instalaciones.

Ella aconseja que "los padres deben mirar cómo es la interacción del niño con los adultos en la sala". "Les digo a mis padres que no tengo un edificio que valga un millón de dólares, pero no tengo un equipo que vale un millón de dólares".

Evaluación de la atención

El aprendizaje en una guardería debe ser divertido para el niño y reconfortante para los padres. Pero la investigación de lo que puedes esperar de una guardería requiere pasos de bebé. Es importante conocer no sólo las necesidades de tu hijo, sino también la ley. Las guarderías tienen la obligación legal de cumplir con los requisitos de concesión de licencias respecto de las comidas y cantidad de personal respecto de la cantidad de niños, así como seguir las normas recomendadas de aprendizaje temprano.

Sin embargo, los reglamentos, como las guías de aprendizaje, son específicos de cada estado. Por ejemplo, Illinois establece la cantidad de personal para salas con niños de 6 semanas a 9 meses de 1 cada 4, en comparación con el 1 cada 20 para niños de 10 años o más. Los topes generales sobre inscripción también están determinadas a nivel estatal en función del tamaño de la institución y dotación de personal. El Centro de Hamann Lilypad Learning tiene licencia para servir un máximo de 76 niños a la vez.

Los servicios de alimentación también caen bajo el paraguas de la regulación estatal.

"Seguimos el plan de la pirámide alimenticia recomendada, donde cada comida incluye carnes, productos lácteos, frutas o vegetales y pan o una alternativa al pan", dijo Hamann.

De hecho, el cumplimiento de estas normas deben estar en el primer plano en la selección de una guardería. Los padres tienen todo el derecho a preguntar acerca de los planes de estudio y las calificaciones de los maestros, dijo Hamann. Una visita a una guardería podría ayudar a los padres a evaluar si el centro es adecuado para su hijo, pero la evaluación no debe detenerse en la puerta. Saber quién va a estar con su hijo en todo momento significa comprender si el centro cuenta con ayudantes con las certificaciones y grados adecuados.

Las guarderías cuyo personal está capacitado para fomentar el crecimiento debería tener respuestas preparadas para los padres curiosos que necesitan y merecen confianza. La tranquilidad es un componente necesario del proceso de toma de decisiones, dijo Palmer, autor de "Detoxing Childhood".

Para estar aún más tranquilos, los padres pueden recurrir al Estado. Los diferentes Estados recopilan estadísticas y evaluaciones sobre los servicios de las guarderías, y se puede acceder a ellas a través del Departamento de Salud y Servicios Humanos. La Asociación Nacional para la Administración Regulatoria también proporciona anualmente el Estudio de Licencias para Guarderías, que pone de relieve los procedimientos de concesión de licencias y directrices para guarderías.

También ayuda a investigar si la instalación tiene una política de puertas abiertas. Si los padres no son bienvenidos a visitar, mientras que tu hijo está en una guardería, esto debe levantar una bandera roja, dijo Hamann.

"Los directores de la guardería y los profesores deben hacer todo lo posible para hacer sentir a los padres a gusto", dijo Hamann. "A menudo, cuando un padre está preocupado por su hijo, le enviamos un mensaje de texto rápido o le enviamos una imagen al móvil para tranquilizarlo".

A pesar de los esfuerzos conscientes de padres como Wells, madre de dos hijos, y de los proveedores de cuidado como Hamann, madre de tres hijos, la selección de una guardería puede caer como víctima inocente debido a los apretados horarios de trabajo y de la vida. Donde las buenas intenciones se marcan como una lista de tareas pendientes, se pueden tomar decisiones apresuradas, incluso sin saberlo, por lo que el padre puede pensar que hizo la debida diligencia. Pero el valor del cuidado de los niños se basa en la decisión de los padres, Palmer enfatiza.

"Tenemos que, como sociedad, valorar más el cuidado de niños", dijo. "Los padres tienen que tomar la mejor decisión que puedan con la información correcta."

De hecho, la búsqueda de la información "correcta" es la clave.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles