Cómo cuidar gerberas

Escrito por karen dietzius | Traducido por mar bradshaw
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cuidar gerberas
Las gerberas adoran el aire libre y la luz abundante.

Las gerberas son plantas florales anuales nativas de África del Sur. También son conocidas como margaritas gerberas y adoran el aire libre y la luz abundante. Las gerberas populares entre los floristas por sus colores vivos y larga duración en floreros (hasta 14 días). La flor normalmente mide entre 4 y 5 pulgadas de ancho (10 a 12 cm). Las gerberas pueden ser plantadas como perennes en las zonas cálidas 9 a 11 y pueden florecer por hasta seis semanas. Al aire libre, las gerberas atraen abejas y mariposas y son conocidas por ser resistentes a los ciervos.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Fertilizante soluble en agua
  • Turba o compostaje

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Coloca las margaritas gerberas en una zona soleada, ya sea en interior o exterior. Como planta de interior, puede mantenerse adentro durante el invierno, pero asegúrate de que reciba al menos cuatro horas de luz solar al día.

  2. 2

    Asegúrate de que el suelo tenga buen drenaje. Una buena tierra para macetas liviana servirá, sin embargo, puedes agregar turba o compostaje al suelo.

  3. 3

    Mantén el suelo húmedo durante la época de floración (primavera y principio del verano) y agrega fertilizante semana por medio usando un producto soluble en agua. Deja que el suelo se seque antes de regar nuevamente una vez que la temporada de floración haya terminado.

  4. 4

    Si la planta está en maceta, colócala en el interior cuando la temperatura supere los 75 grados F (24 grados Celsius). Las gerberas son sensibles al calor y se vuelven latentes con el clima muy cálido, dejando de producir flores. No uses fertilizantes si esto sucede.

  5. 5

    Si está plantada en maceta, coloca la planta en el interior cuando la temperatura esté por debajo de los 45 grados F (7 grados Celsius). A las gerberas no les gusta el frío y las bajas temperaturas pueden hacer que las hojas se vuelan negras.

  6. 6

    Quita las hojas y flores marchitas tan pronto como sea posible para estimular el crecimiento de nuevos brotes.

Consejos y advertencias

  • Asegúrate de que la corona de la planta esté por arriba del suelo, ya que esto puede dificultar la producción de pimpollos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles