Cómo cultivar un árbol de albaricoque

Escrito por maría lorena peralta Google
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Introducción
  • Introducción

    Cómo cultivar un árbol de albaricoque

    El albaricoque es un árbol de forma redondeada que puede llegar a medir hasta 10 metros de altura. Su tallo es recto, tiene la corteza de color grisáceo y con grietas en la superficie. Las ramas jóvenes del albaricoque son rojizas mientras que las adultas se distinguen por su aspecto retorcido. Las hojas son de color verde, poseen forma de corazón, terminan en punta y pueden llegar a medir hasta 10 centímetros de longitud. Las flores de este árbol son blancas y tienen algunas vetas de color rosado.

    El albaricoque puede medir hasta 10 metros de altura. (Tom Brakefield/Stockbyte/Getty Images)

  • 1 / 5

    Cava un hoyo en el jardín de 60 centímetros de profundidad por 80 de ancho. Asegúrate de que el lugar donde tienes planeado poner la planta de albaricoque no sea demasiado húmedo ni arcilloso ya que esto no favorecerá al adecuado crecimiento y desarrollo del árbol. Remueve la tierra del fondo del hueco y coloca un poco de abono orgánico.

    Abona la tierra antes de plantar el albaricoque. (Ryan McVay/Lifesize/Getty Images)

  • 2 / 5

    Coloca la planta en el hoyo con abono y acomoda bien las raíces para que queden bien estiradas y puedan absorber los nutrientes del suelo. Cúbrelas con tierra y apisona la zona para que se asiente y vuelva a quedar bien compacta. Riega la base de la planta con un poco de agua fresca.

    Acomoda las raíces para que queden extendidas. (Jupiterimages/Pixland/Getty Images)

  • 3 / 5

    Deja una distancia mínima de entre cinco y ocho metros entre cada planta de albaricoque que cultives. También debes dejar la misma distancia entre cada fila. Este margen es necesario para que los árboles tengan el espacio suficiente para poder crecer cómodamente, para absorber los nutrientes vitales del suelo y también para que las raíces de los árboles no se entrelacen entre sí.

    Deja ocho metros de distancia entre cada árbol. (Tom Brakefield/Stockbyte/Getty Images)

  • 4 / 5

    Poda el árbol con un par de tijeras bien afiladas para quitar las hojas amarillas y las ramas secas y viejas. También debes quitar aquellas ramas que se encuentran muy juntas y las que están entrecruzadas. Un podado adecuado es necesario para que el albaricoque pueda dar más y mejores frutos ya que estos crecen sobre las ramas más jóvenes y fértiles del árbol.

    Quita las ramas viejas y las hojas amarillas del árbol. (Tom Brakefield/Stockbyte/Getty Images)

  • 5 / 5

    Entresaca los frutos del árbol para eliminar el exceso hasta formar únicamente tres grupos. Luego debes repetir el procedimiento hasta dejar una distancia mínima de 10 centímetro entre los frutos. Es necesario hacer la selección y el entresacado de los frutos para que maduren de la manera correcta y sean de buena calidad.

    Entresaca y elimina el exceso de frutos. (Tom Brakefield/Stockbyte/Getty Images)

  • Lista de verificación

    Algunos cosas que podrías necesitar

    • Pala
    • Abono orgánico
    • Agua
    • Tijera de podar
  • Más información

    Consejos y advertencias

    Asegúrate de que el suelo donde plantes el albaricoque tenga un buen drenaje. Si esto no es así, el árbol terminará pudriéndose. Realiza una poda de las hojas marchitas durante la primavera cuando están naciendo los primeros brotes. La poda general debes hacerla al finalizar el verano. Para evitar que el árbol se enferme, aplica un tratamiento fungicida en la época de inviernos. Hierve cola de caballo en un litro de agua. A esa infusión agrégale 5 litros de agua y utiliza el líquido como fungicida.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles