Cómo cultivar un árbol de Judas a partir de una semilla

Escrito por bonnie grant | Traducido por nicolás arellano
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cultivar un árbol de Judas a partir de una semilla
Las vainas de los árboles se pueden cocinar y consumir cuando todavía están verdes y tiernas. (Ryan McVay/Lifesize/Getty Images)

Los árboles del amor, también conocidos como árboles de Judas o simplemente cercis, son de los primeros en florecer en primavera y es normal ver sus flores lavandas todavía después de las últimas nevadas. Son excelentes árboles ornamentales del paisaje hogareño y alcanzan hasta los 20 pies de altura (6,10 metros), con vainas parecidas a las de otras verduras más tradicionales. Los árboles de Judas se pueden cultivar a partir de una semilla, pero primero necesitas disminuir su vida latente. Tienes que conocer la estratificación fría y la escarificación para poder romper con la dura cobertura que recubre la semilla.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Flores
  • Envase con tapa
  • Papel de lija
  • Bol
  • Vinagre
  • Macetas de 4 pulgadas (10 centímetros)
  • Tierra abonada

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Recoge las vainas en otoño cuando estén secas y maduras. Sepáralas con la uña y saca con cuchara las semillas. A continuación ponlas en un envase de vidrio con tapa. Séllalo y coloca la semilla en el refrigerador por cuatro meses.

  2. 2

    Saca el envase y usa papel de lija para quitar la aspereza del exterior de las semillas. El objetivo es romper la cáscara dura aunque sea un poco de modo que la semilla pueda recibir agua y el embrión pueda escapar. Normalmente es un proceso que ocurre en el invierno y como resultado de los bordes filosos de las piedras del suelo.

  3. 3

    Llena un bol con vinagre y remoja la semilla por 30 minutos para suavizar aún más la cáscara. Mientras tanto, cubre macetas de 4 pulgadas (10 centímetros) con tierra abonada y planta cada semilla a 0,25 pulgadas (0,625 centímetros) de profundidad. Colócalas en un sótano fresco o en un garaje que tenga una temperatura ambiente de 40 grados Fahrenheit (4,5 grados centígrados) por cinco semanas.

  4. 4

    Lleva las macetas afuera y riégalas un poco una vez por semana, a menos que las precipitaciones naturales sean suficientes. Lo mejor es que el suelo se sienta húmedo pero tampoco mucho. Las semillas brotarán cuando las temperaturas de la primavera lleguen.

  5. 5

    Cultiva las plantas hasta que te den el primer juego de hojas con forma de corazón, momento en el que se recomienda trasplantar, aunque se debe evitar moverlas con mucha frecuencia.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles