Cómo cultivar pimientos en maceta

Escrito por peter mitchell | Traducido por mariana palma
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cultivar pimientos en maceta
Los pimientos cambian de color cuando maduran. (Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images)

Los pimientos pueden cultivarse en macetas grandes o contenedores similares. Las plantas no requieren mucho espacio, así que sirven para jardines en macetas e incluso pueden crecer bajo cubierta. Al igual que con todas las plantas en maceta, los pimientos necesitan un poco de cuidado y atención extras. Sin embargo, aún con las aplicaciones adecuadas de agua y fertilizante, tu planta puede producir pimientos más pequeños o en menor cantidad que una planta grande y vigorosa que crece en el suelo.

Otras personas están leyendo

Tipo de contenedor

Los pimientos precisan macetas relativamente grandes para crecer. James M. Stephens, de la Extensión IFAS de la Universidad de Florida, sugiere usar una maceta de 10 x 10 pulgadas (25 x 25 cm) o un cesto de 13 pulgadas (32,5 cm) de diámetro. Estos contienen entre 3 y 4 galones (13 y 17 dm³) de suelo, respectivamente. Ambos aportan la profundidad y el espacio suficientes para que las raíces de los pimientos se desarrollen. Las macetas inferiores a 2 galones (9 dm³) no son adecuadas. Cada contenedor alojará a 2 plantas. Si colocas más, competirán entre ellas por nutrientes y agua, reduciendo su crecimiento.

Ubicación y suelo

Los pimientos precisan un mínimo de seis horas de sol pleno por día. Es mejor colocar las macetas en lugares iluminados y abiertos, como patios o invernaderos. Ten cuidado con las paredes y árboles que puedan dar sombra durante parte del día. Los pimientos precisan un clima cálido. Dejar las macetas al aire libre cuando hace frío puede dañar a las plantas e incluso matarlas. Éntralas si existe riesgo de heladas tardías o fríos prolongados.

Cuidado

Los pimientos que crecen en macetas se secan más rápido que los que crecen directamente en el suelo. El agua escapa del suelo y por los orificios de drenaje, así que la planta no puede vivir de las reservas de humedad del suelo durante mucho tiempo. Igualmente, el exceso de agua ahoga a las raíces. Riega cuando la primera pulgada (2,5 cm) de suelo se sienta seca al tacto. Cuando aparezcan las flores, aplica un fertilizante granulado de liberación lenta. El agregado de té de compost cada dos semanas ayuda al crecimiento de los pimientos.

Consideraciones

Las plantas de pimiento suelen producir frutos alrededor de 10 semanas después de la siembra. Una vez que las hojas y yemas se desarrollan, pueden atraer a insectos plaga como áfidos y moscas blancas. La Universidad de Arizona aconseja usar trampas amarillas pegajosas para alejar a las moscas de las plantas. Al aire libre, la isoca de la espiga (Helicoverpa zea) puede afectar a las plantas de pimiento. Estas orugas grandes se alimentan de las hojas y las delicadas yemas. Aunque las plantas de pimiento disfrutan del sol pleno, ten cuidado con las quemaduras en la piel de los frutos durante los meses más cálidos del verano.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles