Cómo cultivar plantas de tomate cherry en una maceta

Escrito por karen carter
Cómo cultivar plantas de tomate cherry en una maceta

Tomato plant image by Trombax from Fotolia.com

Los tomates son plantas de jardín populares. Esta sensible planta de hoja chica es cultivada típicamente de forma anual, en estaciones cálidas. Ofrecen al jardinero pequeñas frutas del tamaño de cerezas que son sabrosas al ser usadas en ensaladas. Varían de plantas enanas a especímenes de 7 pies de alto. Una sola planta de éstas puede producir de forma abundante para satisfacer las ansias por el tomate de toda una familia.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una planta de tomate cherry en una maceta
  • Una caja para tomates
  • Agua
  • Fertilizante soluble en agua

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Coloca la planta de tomate en un lugar soleado que esté protegido de vientos fuertes. El viento puede quitarle las hojas, quebrar ramas, destruir las flores y hacer caer la fruta. Estos vegetales crecen mejor en áreas donde la temperatura ronda los 70 a 80 grados Fahrenheit.

  2. 2

    Coloca la caja para tomates alrededor de la joven planta. Estas cajas están hechas de alambre y dejan suficiente espacio entre los mismos para que quepa una mano. Cultivar en una caja de éstas permite que el vegetal crezca naturalmente sin podarlo. También mantiene las hojas y las frutas lejos del suelo y de predadores como las babosas.

  3. 3

    Riega el tomate cherry cuando la tierra comience a secarse. Vierte agua en la parte superior de la planta para que drene hasta la base de la maceta. De esta forma, agregas humedad a la tierra y no a las hojas. Las hojas húmedas en forma prolongada pueden causar putrefacción y exponer la planta a enfermedades. En clima seco y caluroso, quizás necesites regarla a diario.

  4. 4

    Alimenta el tomate con fertilizante soluble en agua tan pronto como se asiente en su contenedor. Mezcla 2 cucharadas de fertilizante 5-10-5 en un galón de agua. Vierte esto alrededor de la planta, en la tierra. Fertiliza de nuevo cuando el primer tomate aparezca, luego dos semanas después de que madure el primero de estos y finalmente un mes después de dicha maduración.

  5. 5

    Cosecha los tomates cuando estén maduros y todavía firmes. Recógelos el día anterior a la primera helada de invierno. Almacena los tomates verdes en un lugar húmedo a 55 grados Fahrenheit. Madúralos cuando estés listo para comerlos.

Consejos y advertencias

  • Madura los tomates colocándolos en una bolsa de papel con sus pedúnculos hacia arriba. Perfora agujeros para permitir el pasaje de aire en la bolsa y pliega la parte superior. Esto mantendrá dentro el gas etileno, que ayuda a madurar los tomates. La maduración toma de uno a cinco días. Revísalos todos los días.
  • Un color pobre en la fruta e insolación pueden suceder cuando los tomates se cultivan a temperaturas extremadamente altas. La luz caliente del sol hace que el proceso de coloración vaya más lento. Esto es principalmente un problema si la planta ha perdido la mayoría de sus hojas por otras causas.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media