Cómo cultivar Portobellos en el hogar

Escrito por edwin thomas | Traducido por lucrecia garcía
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cultivar Portobellos en el hogar
Los champiñones Portobello son un proyecto de jardinería en casa desafiante. (Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images)

Los gourmets aman los champiñones Portobello por su rico sabor a nuez y su robusta y carnosa textura. Los gourmets que también son jardineros ávidos encontrarán que añadir un cultivo de champiñones portobello a su jardín es una especie de desafío, pero uno gratificante. Los hongos requieren atención particular y un espacio oscuro para crecer. Si bien puedes plantar portobellos en un jardín convencional, la necesidad de la oscuridad los hace más apropiados para el cultivo en espacios ajardinados interiores, tales como armarios y sótanos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Bandejas de 2 pies por 3 pies (0,60 por 0,91 m)
  • Abono
  • Estiércol
  • Aserrín
  • Una pala de jardinería
  • Copos de esporas de hongos Portobello ("inocular")
  • Un tablón de madera
  • Periódicos
  • Una botella del aerosol

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Coloca una o más bandejas o macetas de crecimiento en un espacio donde tengas control total sobre la luz y la temperatura. La temperatura debe mantenerse entre 65 y 70 grados Fahrenheit (18,3º y 21,11º C), y el espacio del jardín debe permanecer oscuro la mayor parte del tiempo. Cuando se trabaja con los hongos, sólo la luz baja y la indirecta son aceptables.

  2. 2

    Humedece una mezcla de abono, estiércol y aserrín y sácala con una pala de jardín para llenar las bandejas de cultivo a una profundidad de 6 a 8 pulgadas (15,24 a 20,32 cm).

  3. 3

    "Inocula" la mezcla de abono en las bandejas con copos de desove en seco de un kit de cultivo de hongos portobello, colocando 1 1/2 tazas de hojuelas por bandeja sueltas en bajo montones. Déjalo durante la noche.

  4. 4

    Presiona la superficie de la mezcla de abono y los copos planos con un tablón de madera limpio.

  5. 5

    Humedece las bandejas con un atomizador de agua en "niebla" dos veces al día, todos los días durante dos o tres semanas.

  6. 6

    Coloca una capa de 1 1/2 pulgada (3,81 cm) de espesor de abono húmedo sobre la mezcla de abono cuando veas que una tela blanca se desarrolle en la parte superior. Cubre el abono con el periódico y sigue humedeciendo los diarios dos veces al día a partir de entonces. Baja la temperatura en el área de cultivo a 55 grados Fahrenheit (12,7º C).

  7. 7

    Mira las bandejas de cultivo después de 10 días. Los hongos deben haber surgido en ese momento. Si es así, retira los periódicos. Si no, sigue revisando todos los días durante varios días más antes de renunciar a esa bandeja particular.

  8. 8

    Continúa humedeciendo la mezcla de abono hasta que los hongos crezcan hasta el tamaño deseado y estén listos para la cosecha.

Consejos y advertencias

  • Dado que los armarios y sótanos rara vez tienen el clima individualmente controlado, los productores de hongos en casa tendrán que mover las bandejas en el paso 6. Un jardinero podría iniciar el proceso en un armario y terminar en el sótano, aprovechando las temperaturas normales en estos lugares. Cubre la bandeja con algo que definitivamente evitará toda la luz durante cualquier movimiento.
  • No necesitas necesariamente una mezcla de aserrín, estiércol y abono para cultivar hongos. Cualquiera de estos materiales es suficiente, pero combinarlos es mejor.
  • El agua utilizada en cada paso de este proceso debe ser libre de cloro. El agua destilada, agua de lluvia o agua procesada por un filtro de casa son libres de cloro. No utilices nunca agua del grifo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles