DESCUBRIR
×

Desengransante casero para cocina

Actualizado 17 abril, 2017

Un desengrasante de cocina casero efectivo y de bajo costo puede ser creado usando agua y otros ingredientes simples que se encuentran comúnmente en la mayoría de los hogares. Utiliza una mezcla no tóxica, segura para los alimentos, mezcla de vinagre blanco y agua para combatir eficazmente la grasa de la cocina de forma diaria. Añade un poco de amoníaco de uso doméstico a la receta para hacer frente a superficies muy sucias. Etiquetada y almacenada correctamente, esta mezcla se puede mantener a mano y usarse según sea necesario. Basta con rociar en las superficies en donde vas a limpiar la suciedad, limpiar con una esponja o paño húmedo y luego enjuagar.

Instrucciones

green spray bottle image by Jim Mills from Fotolia.com

    Desengransante seguro para los alimentos

  1. Mezcla vinagre blanco con agua corriente en partes iguales en una botella nueva para rociar y agita la mezcla.

  2. Etiqueta la botella claramente usando una etiqueta adhesiva y rotulador permanente.

  3. Rocía la superficie sucia con la mezcla de vinagre y agua y limpia con un paño húmedo de microfibra o una esponja. Esta mezcla es segura para todas las superficies, incluyendo las tablas para cortar u otros objetos que entran en contacto directo con los alimentos.

  4. Enjuaga con agua limpia.

  5. Repite según sea necesario. Para mayor poder de limpieza, agrega unas gotas de jabón líquido a la mezcla y/o espolvorea bicarbonato de sodio en la superficie antes de rociar.

    Súper desengransante para la cocina casero

  1. Combina aproximadamente una parte de vinagre blanco, una parte de amoniaco de uso doméstico y 10 partes de agua del grifo en una nueva botella de rocío. Agita para mezclar.

  2. Etiqueta la botella con claridad con una etiqueta auto-adhesiva y un rotulador permanente. Mantenla fuera del alcance de los niños.

  3. Rocía la mezcla sobre la superficie a limpiar y elimina la grasa y la suciedad con un paño húmedo de microfibra o una esponja. Esta mezcla es un limpiador de ventanas eficaz, también, pero no se debe utilizar en las superficies que entran en contacto directo con alimentos.

  4. Enjuaga bien con agua limpia. Para las ventanas no es necesario enjuagar, simplemente limpia con un paño sin pelusa.

  5. Repite según sea necesario. Para superficies realmente sucias, disminuye la cantidad de agua a seis partes.

    Removedor de manchas de grasa

  1. Coloca jabón líquido para platos sin diluir en la mancha de grasa o rocía en el área sucia y deja que repose durante unos minutos.

  2. Friega con un trapo húmedo o esponja.

  3. Continúa con la aspersión del desengransante de cocina casero.

  4. Enjuaga con agua limpia.

Consejos

  • El desengrasante seguro para alimentos es seguro para que lo usen los niños por lo que permíteles que te ayuden a limpiar.

Advertencias

  • Nunca mezcles amoniaco y lejía, ya que los vapores pueden ser mortales.
  • Utiliza nuevas botellas de rocío para evitar cualquier posible interacción perjudicial entre los contenidos anteriores de la botella y la mezcla de limpieza nueva.
  • Marca todas las mezclas de manera clara y almacena de forma segura fuera del alcance de los niños.

Necesitarás

  • Vinagre blanco
  • Agua
  • Amoniaco de uso casero
  • Detergente líquido para trastes (opcional)
  • Bicarbonato de sodio (opcional)
  • Botellas para rociar nuevas
  • Etiquetas auto adhesivas
  • Rotulador permanente
  • Un trapo de microfibra o esponja para cocina