Cómo destetar gatitos

Escrito por b. iris tanner | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo destetar gatitos
Hay muchas maneras de destetar a tus gatitos. (Tsokur/iStock/Getty Images)

Hay tantas maneras diferentes de destetar gatitos como rescatistas y criadores alrededor del mundo. Así que no hay una sola manera correcta de hacerlo... ¡hay cientas! Sin embargo, también hay muchas maneras equivocadas. Los siguientes consejos explican algunas cosas importantes para recordar cuando destetes gatitos, y quizás más importante, algunas cosas que debes evitar.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Platillo o plato plano pequeño
  • Alimentos enlatados para gatitos
  • Tenedor
  • Alimento secos para gatitos (lo ideal sería una fórmula elaborada para los gatitos muy pequeños, más que la marca del alimento)
  • Toallitas húmedas bebé
  • Opcional: balanza digital que pese en gramos y onzas (muy recomendable), fórmula para gatitos o leche de cabra, comida para bebés (de pollo o de cordero)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Determina el momento de comenzar la tarea de destete. Si sabes la fecha exacta de nacimiento o la puedes estimar con un margen de error de 2 a 3 días, debes comenzar el destete a las 4 semanas. Si no sabes cuándo nacieron los gatitos, lo mejor es controlar su peso para determinar el momento adecuado para comenzar. Si los gatitos no son de raza, debes esperar hasta que pesen por lo menos 450 gramos. Para razas puras más pequeñas (como siameses o Cornish Rex) el peso debe ser de 350 gramos o más, mientras que para las razas puras grandes, como Maine Coon o Ragdoll, debe ser por lo menos 500 gramos. Si levantas al gatito con la mano, sabrás que es el momento del destete cuando comience a masticar o morder el pezón o la jeringa que utilices para darle de comer.

  2. 2

    Abre una lata de alimento para gatitos de 3 onzas. Si tienes 4 gatitos, sirve la mitad de la lata. Si tienes más o menos de 4 gatitos, ajusta la cantidad correspondiente. Vas a perder un montón de comida, así que es mejor empezar con una cantidad muy pequeña. Distribuye pequeños grupos de alimento en todo el borde del plato para que sea más fácil para los gatitos alcanzarla. No debes poner sólo un puñado en el centro del plato.

  3. 3

    Tomando un gatito a la vez, pon un poco de comida en la punta de tu dedo. Con la otra mano, abre la boca del gatito suavemente. Frota el dedo con alimento en su boca y limpia el bocado de comida de tu dedo sobre el paladar superior del gatito. La mayoría de los gatitos podrán degustar y tragar la comida y te mirarán con una expresión de desconcierto. Si escupen la comida o se resisten, espera un día o dos antes de volver a intentarlo. En tal caso, los gatitos pueden ser demasiado pequeños, o es posible que desees intentar con una mezcla de la fórmula para gatitos o la leche de cabra y alimentos para bebés, utilizando el mismo método.

  4. 4

    Inmediatamente pon otro poco de comida (o la fórmula y alimentos para bebés) en el dedo y ofrécele al gatito la oportunidad de lamerlo. Sostenlo delante de la nariz del gatito para que pueda oler la comida. Si repites este proceso dos o tres veces al día, tarde o temprano, el gato lamerá la comida de tu dedo. Una vez que un gato haga esto, los demás harán lo mismo con rapidez.

  5. 5

    Repite los pasos 3 y 4 con cada gatito, dos veces al día. Una vez que el gatito ha lamido la comida de tu dedo, pon más comida en el dedo y colócalo cerca del plato. El objetivo es convencer a los gatitos de que se acerquen al borde del plato y descubran que se puede comer la comida directamente de allí en vez de hacerlo de tu dedo. Al igual que en el paso anterior, esto probablemente tomará una gran cantidad de intentos.

  6. 6

    Ya que no utilizarás toda la lata de comida de inmediato, puedes refrigerar las porciones no utilizadas. Cuando se utiliza comida enlatada que ha estado en el refrigerador, es importante que la calientes para que los gatitos puedan olerla. Para esto coloca el plato en el microondas de 5 a 8 segundos.

  7. 7

    Una vez que tengas a los gatitos comiendo alimentos enlatados regularmente, tendrás que ir introduciendo los alimentos secos también. Comienza este proceso remojando una cucharada de alimento seco en agua caliente durante media hora, hasta que este lo suficientemente suave para machacarla con un tenedor. A continuación, mezcla un poco de este alimento empapado con la comida enlatada para conseguir que los gatitos se acostumbren al sabor del mismo.

  8. 8

    Aumenta la proporción de alimento seco empapado y comida en lata para gatos hasta que logres una mezcla con la mitad de ambos. En este punto, puedes comenzar a mezclar un poco de comida seca sin remojar con la comida enlatada. Mezcla lo seco con la comida en lata como si estuvieras mezclando trozos de chocolate o frutos secos en una porción de helado. Al principio, los gatitos probablemente rechazarán el alimento seco, pero a medida que continúes los verás comer el crujiente alimento con gusto.

  9. 9

    Si planeas alimentarlos con alimento seco y enlatado, que es lo que muchos veterinarios recomiendan, entonces dales mezcla un día y comida enlatada al siguiente. Si no, hazlo en cada comida. En cualquier caso, tu último paso en el proceso de destete es aumentar gradualmente la cantidad de alimento seco hasta que lo que estés sirviendo sea sobre todo comida seca o comida seca con una cubierta de comida enlatada. Después de un día más o menos, dales una comida seca y en las siguientes dales comida enlatada, hasta que los gatitos estén comiendo solamente alimento seco.

Consejos y advertencias

  • Ten en cuenta que tan pronto pongas el plato de comida para los gatitos, estos empezarán a caminar alrededor de él. Como es probable que la madre los lama mientras ellos comen para mantenerlos limpios, es posible que necesites la ayuda de las toallitas de bebé.
  • Si los gatitos no están en una jaula cuando comienzas el proceso de destete, asegúrate de que estén confinados de alguna manera cuando entren en contacto con los alimentos. De lo contrario, lo seguirán a donde vayan.
  • Nunca metas la nariz de un gatito en un plato de comida, especialmente si se trata de una mezcla de fórmula y alimento para bebés. Pueden inhalarla accidentalmente y desarrollar, como resultado, todo tipo de problemas.
  • No tienes que seguir todo el proceso tal como se expone aquí, especialmente si se trabaja con gatitos mayores. Es muy posible que los gatitos encuentren la manera de comer por sí mismos. Pero cuanto antes empiecen a comer, menos estresados estarán por la falta la madre, y si tienes una camada grande y no muchas madres o madres relativamente jóvenes, puede ser de mucha ayuda. Algunas madres se demacran por el estrés de producir suficiente leche para sus gatitos y esto las puede hacer más susceptibles a enfermedades.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles