DESCUBRIR
×

Elegir una carrera después de la escuela secundaria

Después de graduarte de la escuela secundaria, puedes optar por continuar tu educación o desarrollar una carrera profesional, con infinitas opciones. Comienza a pensar desde el principio acerca de qué tipo de trabajo quieres explorar después de la secundaria, recordando que puedes cambiar de profesión varias veces a lo largo de tu vida laboral. Tu elección exacta debe tener en cuenta tus intereses, personalidad y objetivos personales. Sigue leyendo para encontrar algunas opciones generales en las que puedes pensar cuando elijas una carrera después de la secundaria.

Instrucciones

jobs image by Ewe Degiampietro from Fotolia.com
  1. Toma una prueba de personalidad y de intereses. Hay muchas buenas pruebas en línea que te ayudarán a descubrir qué tipo carrera va mejor con tu personalidad. El Clasificador de Temperamento Keirsey supone que tienes tus propios patrones de actitud y acciones que son tan únicas para ti como las partes que constituyen tu cuerpo. La prueba de Keirsey te da 71 preguntas de opción múltiple para determinar exactamente cómo interactúas con el mundo.

    Paul Bradbury/OJO Images/Getty Images
  2. Averigua los requisitos educativos para tus opciones de carrera. Las carreras para profesiones y trabajos en el gobierno requieren una educación universitaria y como mínimo un título de licenciatura. Otras carreras no requieren universidad, sino que ofrecen entrenamiento en el puesto de trabajo, lo que te ubica en cargos inferiores en los que puedes obtener asensos con el tiempo.

    Jupiterimages/BananaStock/Getty Images
  3. Inscríbete en cursos de formación profesional. La formación profesional te prepara para un trabajo específico y por lo general, se puede completar en seis meses a un año. Esta no es una muy buena opción si te fue mal es tus calificaciones de la escuela secundaria. Los programas de formación profesional suelen seguir el patrón de formación académica, pero son mucho más prácticos ya que permiten hacer realidad el trabajo mientras aprendes.

    Nick White/Digital Vision/Getty Images
  4. Enlístate con los militares. Eres elegible para unirte a la edad de 18 años. El ejército paga por tu educación futura en la universidad y te ofrece un bono de alistamiento atractivo. Te entrenarán para aprender una variedad de habilidades; debes estar preparado para un entorno altamente estructurado que requiere auto-disciplina y trabajo duro.

    Jupiterimages/Creatas/Getty Images
  5. Comienza un negocio. Es importante que ingreses a una carrera en la que sientas las ganas de dedicarte por completo. Si no te sientes cómodo en algún trabajo, entonces puedes crear un autoempleo. Esta opción requiere disciplina, seriedad y que aprendas las habilidades básicas de los negocios, además de las habilidades para tu trabajo en particular.

    Jupiterimages/BananaStock/Getty Images