Cómo elegir la mejor máquina esquiladora para perro

Escrito por adrienne warber | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo elegir la mejor máquina esquiladora para perro
Adquiere la mejor esquiladora para tu perro. (Image Source/Photodisc/Getty Images)

La tarea de esquilar a tu perro puede ser más fácil para ti y para él si tienes el aparato adecuado. Compra una esquiladora de buena calidad que te sirva muchos años para cortar y arreglar el pelo de tu mascota. Puedes encontrarla a diferentes precios, y con características y estilos distintos. Para elegir la más adecuada para tu perro, tendrás que investigar un poco. Esta es una guía que te ayudará a seleccionar la mejor esquiladora.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Decide si necesitas una esquiladora para retoques o prefieres una para el aseo completo. ¿Quieres convertirte en el estilista de tu mascota? El pelo corto o fino es fácil de arreglar en casa, pero a los perros que tienen pelo grueso o rizado es mejor que un profesional los atienda. Aquellos que tienen miedo al peluquero aceptan con menos resistencia que su dueño los esquile. Si eres tú quien aseas a tu mascota, necesitas una esquiladora profesional con velocidades y accesorios adecuados. Si solo quieres recortar el pelo de tu mascota ocasionalmente, una máquina básica de una sola velocidad es la elección perfecta.

  2. 2

    Aprende lo más que puedas sobre el manejo de estos instrumentos. Busca información en Internet y en los catálogos de productos para mascotas todo lo concerniente a este producto; averigua sus propiedades y precios. Visita la biblioteca e infórmate con libros especializados en el cuidado de mascotas sobre el uso de estos aparatos. No dependas solo de las instrucciones. Lee los comentarios que se hagan al respecto y obtén un conocimiento más específico sobre la calidad y el rendimiento de las esquiladoras. Una vez que conozcas la variedad de productos disponibles, puedes tomar tu decisión en base a esa información y evitar pagar precios excesivos o comprar un aparato inadecuado.

  3. 3

    Conversa con los expertos y pide un consejo. Pregunta al veterinario o al peluquero de tu perro qué instrumento te recomienda. Algunos podrán aconsejarte comprar ciertas marcas y comunicarte su experiencia. Cuando recibas su consejo, pregunta cuál es la característica que define la calidad de un producto. Asegúrate de saber con qué frecuencia debes usar la esquiladora. Ellos podrían recomendarte una máquina básica y una profesional.

  4. 4

    Es necesario que reflexiones acerca de la velocidad de la esquiladora. ¿Necesitas una velocidad o dos? Para una piel fina y normal, una básica es suficiente. Esta te puede servir para casi todas las necesidades de aseo. En caso de pelo abundante, se necesitará una máquina más potente y una de velocidad mayor. También puedes considerar una esquiladora con doble velocidad para un cuidado más intenso.

  5. 5

    Considera si el producto es fácil de usar. ¿Puedes manejar la esquiladora fácilmente? Debes considerar el cambio de hojas, armado, forma, velocidades, rendimiento al cortar, resistencia, mantenimiento y los problemas de calentamiento. Elige una diseñada ergonómicamente que se adapte a tu mano sin que te obligue a forzar la muñeca, el codo y el brazo. Busca la esquiladora que tenga una manera fácil de quitar y colocar las hojas. Escoge una que puedas manejar fácilmente y que no se caliente demasiado mientras cortas el pelo de tu perro. Asegúrate de que sea resistente y no se rompa en caso de caer. En Internet, las páginas de comentarios son un buen lugar para buscar información sobre resistencia y calidad de estos aparatos.

  6. 6

    Toma en cuenta la intensidad del ruido que la máquina produzca. ¿Te molesta el ruido y tu perro se asusta? Una esquiladora de calidad es silenciosa y tiene un motor rápido. Busca un producto con motor silencioso para que tu perro no se asuste y se sienta cómodo durante su aseo.

  7. 7

    Toma en cuenta el mantenimiento, sobrecalentamiento y aceitado de la máquina. Algunas se sobrecalientan fácilmente. Estas a menudo tienen ventiladores y rejillas de ventilación para que el motor se enfríe. Se tapan con el pelo durante el corte causando un sobrecalentamiento. Cuando esto pasa, tienes que apagar la máquina y limpiar los conductos. Después debes rociar la navaja con refrigerante para que esta no queme ni a ti y ni a tu perro. Una vez que la navaja se enfríe, puedes reanudar tu labor. Esto alargará el proceso. Una esquiladora profesional con un accesorio para enfriar te ahorrará tiempo, frustración y no requerirás refrigerante. A un aparato básico lo tendrás que desarmar periódicamente y aceitar las partes internas. Una esquiladora que no requiere de mantenimiento ya fue lubricada en la fábrica y no tendrás que desmontarla ni aceitarla. Solo las hojas intercambiables necesitarán aceite para su limpieza y lubricación.

  8. 8

    Toma en cuenta la cantidad de cables. ¿Prefieres una esquiladora inalámbrica? Estas son muy prácticas cuando quieres atender a tu perro en una zona lejos de un enchufe eléctrico. Además son fáciles de transportar.

  9. 9

    Determina la cantidad que deseas gastar en una esquiladora. Las buenas máquinas varían en precio, desde US$40 a US$200, dependiendo de las velocidades y características. La cantidad que gastes dependerá de tus necesidades. Adquiere una esquiladora básica si solo quieres recortar el pelo de tu perro de vez en cuando. Si prefieres una profesional, pagarás más. Busca las mejores ofertas.

  10. 10

    Aprende la mejor forma de atender a tu perro. Aprende los mejores métodos para cuidar el tipo de pelo de tu mascota y la mejor forma de manejar la esquiladora y sus accesorios. Lee un libro sobre el cuidado y aseo del perro. Pide a su veterinario algunos consejos. Conocer todo esto puede hacer que el cuidado que dediques a tu animal sea una experiencia agradable y gratificante.

Consejos y advertencias

  • Una vez que hayas seleccionado la esquiladora, visita las ventas en Internet.
  • Compra la que incluya un equipo de aseo para el perro. Con frecuencia puedes obtener peines guía, hojas desechables y aceite para las hojas.
  • Aceita la navaja antes y después de cada corte para facilitar la actividad y prolongar su duración.
  • Compra hojas desechables, inoxidables y resistentes a productos químicos para proteger su rendimiento y prolongar su duración.
  • Realiza esta actividad solamente cuando el pelo del perro esté limpio y desenredado para que la esquiladora no tire del pelaje. De lo contrario, la máquina puede quedar atrapada en el pelo sucio y enredado y las hojas del aparato se pueden dañar.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles