Cómo eliminar el roce de las botas de trabajo con puntera de metal

Escrito por jeffrey brian airman | Traducido por pei pei
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo eliminar el roce de las botas de trabajo con puntera de metal
Disfruta de protección y comodidad ¡al mismo tiempo! (Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images)

Protege tus pies de la aparición de dolorosas ampollas, al evitar el roce constante de tus botas con puntera de acero. Las botas de trabajo nuevas o aquellas que no ajustan correctamente, a menudo rozan los dedos y el resto de los pies, causando dolor y otras molestias. El ablandamiento del cuero duro de este tipo de zapato de seguridad, puede ayudar a prevenir los pellizcos en la piel que ocurren cuando flexionas el pie. También puedes probar con un aislamiento que te permita contar con una barrera protectora que amortigüe la fricción. Cuida tus pies y tus botas con puntera de metal, haciendo preparativos antes de llevarlas puestas un día entero.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Toallas de papel
  • Acondicionador o jabón (tipo saddle) para cuero
  • Cepillo para cuero
  • 1 o 2 pares de calcetines gruesos de algodón suave
  • Plantillas acolchadas (opcional)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Usa toallas de papel para aplicar una generosa cantidad de acondicionador o jabón tipo saddle para cuero en todas las partes de piel genuina del exterior de tus botas de trabajo.

  2. 2

    Retira el exceso y aplica más acondicionador, esta vez en toda la superficie de la bota con un cepillo para cuero. Si tus las botas con puntera de acero son de materiales sintéticos, puedes saltarte el proceso de acondicionamiento completo.

  3. 3

    Flexiona las botas varias veces con las manos siguiendo la forma en que se doblarán cuando camines. Al cabo de un par de minutos notarás que cada vez se sienten más suaves y flexibles. En el momento en que creas que es suficiente, puedes detenerte. Repite este proceso de "calentamiento" por lo menos cinco veces antes del primer uso.

  4. 4

    Ponte uno o dos pares de calcetines gruesos de algodón suave antes de deslizar tus pies dentro de las botas con puntera de acero. Las plantillas acolchadas son una opción adicional que proporcionan aislamiento adicional y que ayudan a que las botas ajusten mejor. Camina con las botas puestas durante 20 o 30 minutos antes de quitártelas.

  5. 5

    Déjate las botas un par de horas más con cada uso sucesivo hasta que te sientas cómodo con ellas como para llevarlas en un turno largo de trabajo.

Consejos y advertencias

  • Cubre las áreas irritadas en tus pies con un vendaje adhesivo acolchado tan pronto como puedas. La reducción de la fricción puede ayudarte a evitar la formación de ampollas y a ahorrarte mucho dolor posterior.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles