Cómo enfrentar a los enemigos

Escrito por erin schreiner Google | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo enfrentar a los enemigos
(Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Independientemente de lo que piensas que te puede pasar, es probable que no te lleves bien con todo el mundo todo el tiempo. Si notas que te has hecho de un enemigo, enfrentar a esta persona puede ser una buena elección. En vez de permitir que la enemistad crezca lentamente y se convierta en una pelea de hecho o en un altercado físico, trata con la persona utilizando las palabras, enfréntalo y habla sobre los problemas que tienes. De este modo, es probable que puedas evitar que la relación potencialmente explosiva, explote, y sino, tal vez solo acordar las diferencias respetuosamente con el otro.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Piensa en por qué estás confrontando a tu enemigo. El enfrentamiento sólo por el simple hecho de confrontarse nunca es una buena idea. Antes de planearlo, piensa en lo que quieres ganar. Si no tienes una buena razón, como el deseo de mejorar la relación, escapa al enfrentamiento.

  2. 2

    Prepara lo que quieres decir. Cuando estés cara a cara con tu enemigo puedes encontrar que te faltan las palabras. Para evitar tropezar con lo que dices, planifica cuidadosamente la confrontación, anotando una lista de lo que quieres traer a la mesa.

  3. 3

    Selecciona un lugar seguro. No te pongas en peligro, sino que elige un lugar seguro para participar en la confrontación. Elige un lugar público que sea neutral. Por ejemplo, no vayas a la escuela de tu enemigo o pídele que vaya al parque que frecuentas. Estos lugares no son neutrales y, por eso, no son apropiados para un enfrentamiento.

  4. 4

    Busca una persona neutral para ayudar a mediar. Si realmente estás intentando resolver las cosas con tu enemigo, al confrontarlo, una persona neutral puede resultar muy valiosa. Elige a alguien que no tenga ningún interés particular en la pelea para servir de mediador, ayudando a asegurar que la situación es razonable y frenando los conflictos graves que puedan surgir.

  5. 5

    Entrega tu mensaje. Cubre los puntos que preparaste tan efectivamente como puedas. Al hacer esto puedes dar el primer paso par a conseguir un entendimiento con esta persona.

  6. 6

    Permite una respuesta. En lugar de hacer una confrontación unilateral y lograr que tu enemigo se sienta como si está siendo atacado, permite que responda a tu mensaje. Al darle la oportunidad de hacerlo estás dando un paso más hacia la reparación de la relación.

  7. 7

    Habla cortésmente si es posible. Si eres capaz de entablar un diálogo, hazlo. Conversar con el enemigo es un camino efectivo para lidiar con los problemas que crearon una división entre ustedes.

  8. 8

    Da un paso atrás si la confrontación se vuelve muy caliente. Si parece que la persona se empieza a enojar, o si comienzas a enojarte, deja de lado la conversación para una fecha posterior. No te dejes arrastrar a un partido de gritos o, peor aun, una pelea física que no termina bien.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles