DESCUBRIR
×

Cómo enseñar a un niño pequeño a controlar la ira

Actualizado 17 abril, 2017

Controlar el enojo es difícil para los adultos, por no hablar de los niños. Para evitar que tu hijo estalle en rabietas y furias, necesitas ser modelo, discutir y enseñarle sobre la ira y las maneras positivas de reemplazar esa emoción negativa. Los padres deben ser proactivos y enseñarle a los niños sobre la frustración, el control de la ira, la reducción de la rabia y liberar la amargura con el fin de tener hijos educados.

Instrucciones

BananaStock/BananaStock/Getty Images
  1. Impide que el niño furioso arremeta con mal comportamiento. Para ello, busca signos de cansancio, sed y hambre. Mantén una rutina para las comidas y antes de dormir, sé consciente de los tiempos y situaciones que pueden provocar que tu niño se sienta abrumado y asegúrate de que se sienta querido, a salvo y seguro en todo momento. Prevenir tales circunstancias perturbadoras hará que el niño no tenga ninguna necesidad de tener la emoción de la ira.

    Chad Baker/Ryan McVay/Digital Vision/Getty Images
  2. Enséñale a tu niño cómo saber que está molesto. Los niños no suelen reconocer la ira, por lo que indicar sus señales físicas les ayudará a evitar actuar de tal manera. Algunas señales comunes en niños que indican enojo incluyen cuerpo tenso, dientes cerrados, incremento de discurso, aumento en el tono, inquietud, respiración profunda, pucheros y expresiones faciales quejosas. Cuando tu hijo tenga conocimiento de estas señales físicas, será capaz de reconocer su frustración y elegir la forma de responder apropiadamente antes de perder el control.

    BananaStock/BananaStock/Getty Images
  3. Anima a tu niño a tomar un descanso cuando se sienta frustrado. Debe estar solo durante unos minutos para calmarse, repensar o posiblemente distraerse con algo más positivo.

    Darrin Klimek/Photodisc/Getty Images
  4. Elige una respuesta mejor. Dile a tu niño que tiene tres opciones de respuestas positivas en lugar ejecutar la ira, como hablar de ello, obtener ayuda o calmarse y preservarse.

    Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images
  5. Sé un modelo del tipo de comportamiento que deseas ver en tu niño. Arremeter, sentirse enojado y perder el control son todos hábitos aprendidos. Si no deseas que tu niño muestre estos comportamientos, evítalos tú.

    Digital Vision./Photodisc/Getty Images