DESCUBRIR
×

Cómo hacer que tu esposo te extrañe

Actualizado 16 febrero, 2017

Las parejas casadas suelen compartir el mismo espacio de vida, pero a veces las discusiones y los conflictos pueden abrir una brecha entre ellos. Una pareja puede incluso separarse temporalmente mientras intentan resolver sus diferencias. Si tú o tu esposo se ha ido de la casa, probablemente te sientas sola e insegura acerca de su futuro juntos. Es poco probable que suplicar y rogar funcionen para que reconsidere la separación y regrese a casa. Hay varias acciones que puedes tomar que harán que tu marido te empiece a echar de menos y piense en volver a casa.

Instrucciones

Comstock Images/Comstock/Getty Images
  1. Permite que tu marido tenga su espacio. No le llames o trates de ponerte en contacto con él todos los días. Si lo haces, puede comenzar a sentirse asfixiado. Si en cambio él no sabe de ti en unos días, puede preguntarse qué estás haciendo y empezar a echarte de menos.

  2. Piensa en los buenos momentos que tuviste con tu él. Habla con tu esposo acerca de un recuerdo agradable que los dos compartan, como una escapada romántica o el día en que se casaron. Esto puede hacer que tu marido reflexione sobre tiempos más felices y pueda darse cuenta de lo mucho que realmente te ama y extraña.

  3. Habla con calma y racionalmente acerca de sus problemas maritales. Dile que, cuando esté listo, te gustaría que regresara a casa para que los dos puedan trabajar en sus problemas juntos. No le ruegues que vuelva a casa. Los hombres por lo general consideran los ruegos como desesperación y probablemente no responderá.

  4. Arregla los problemas que causaron que tu marido se fuera. Si, por ejemplo, tienes un temperamento fuerte y le gritas con frecuencia, puedes comenzar con una clase de manejo de ira. Si tu marido ve que has cambiado, podrá sentir que el matrimonio puede ser salvado.

  5. Vayan a terapia de pareja. Una tercera parte neutral puede ayudarles a trabajar en sus problemas y a crecer juntos de nuevo.

Advertencias

  • No inicies discusiones. Él solamente quiere alejarse de la fuente de las discusiones.